7 claves para vender vino en el Reino Unido

Madrid

Miércoles 17 de Diciembre de 2014

Compártelo

Leído › 12427 veces

Descubre cuáles son las preferencias del consumidor británico y que vinos se demandan en este importante mercado internacional

El Reino Unido es uno de los productores de vino más pequeños de la Unión Europea, en cambio, es uno de los mayores importadores de este producto del mundo. Debido a que la producción de vino en el Reino Unido es insignificante, se importa casi el cien por cien del vino consumido, procedente principalmente de Australia, EEUU, Italia, Francia, Sudáfrica, Chile y España.

Según Wines and Spirits Trade Association (WSTA), asociación sectorial del sector del vino y bebidas espirituosas, el Reino Unido es el sexto mercado del mundo en números absolutos después de China, EEUU, Francia, Italia, y Alemania.

Según datos del Observatorio Español del Mercado del Vino (OEMV) de 2013, por un lado, el vino español en su conjunto crece frente al 2012 en 2,7% hasta los 341,4 millones de euros, aunque pierde en volumen, con 157,4 millones de litros (-3,5%). Por otro lado, si se tiene en cuenta exclusivamente el vino tranquilo, España va incrementando el valor de sus vinos al crecer un 10,4% hasta los 242,8 millones de euros, aunque también pierde en volumen, con 117,1 millones de litros (-1,61%).

El Reino Unido es un mercado muy atractivo reconocido como el gran escaparate del mundo, capaz de sentar modas y tendencias. Aunque, a su vez, se ha de tener en cuenta que es un mercado difícil, ya que es maduro y está muy saturado y presenta una feroz competencia, en el que las grandes cadenas de distribución reciben cada día cuantiosas ofertas de empresas.Por ello alcanzar un acuerdo de compra directa con alguna de ellas resulta bastante complicado, si bien es importante tener en cuenta cuál es el perfil de consumo de vino en el Reino Unido:

1. Retrato Robot del Consumidor: La mujer consume más vino que el hombre

En Reino Unido la mujer consume más vino que el hombre, que se decanta más por la cerveza (un 31 % del total de bebidas consumidas por los hombres según el World Development Report, 2012). Por otra parte, el consumo de vino aumenta con la edad tanto en hombres como en mujeres. A medida que la población británica vaya envejeciendo, se espera que el consumo per cápita de vino aumente de forma paralela.

2. Tendencia: El vino blanco sigue siendo el más vendido

En cuanto a los gustos vitivinícolas del comprador británico, es reseñable que el vino blanco sigue siendo el más vendido de los vinos tranquilos. En 2013, según datos de The International Wine & Spirit Research (IWSR), base de datos de la industria del vino y bebidas espirituosas, el vino blanco se coloca en primera posición con un 46% de ventas, seguido por el vino tinto, con el 43% y por último el rosado con un 11 % del total de ventas de vino tranquilo en el Reino Unido.

3. Las mujeres: Responsables del 80% de la compra de vino

Un hecho interesante a tener en cuenta desde el punto de vista del marketing, es que en el Reino Unido además de consumir más vino, son las mujeres las responsables del aproximadamente 80% de la compra de vino en el canal detallista, mostrando una clara preferencia por el blanco. Sin embargo, las exportaciones españolas siguen siendo mayoritariamente de vino tinto (73,8% del valor del total de vino tranquilo exportado a todo el mundo, según la OEMV)

4. Oportunidad: Vinos de alta calidad

Si bien hay que puntualizar, que tanto las ventas como la imagen del vino blanco español han venido mejorando notablemente en los últimos años. Se podría decir que el Reino Unido busca vinos blancos y rosados de alta calidad, lo que representa tanto un reto, como una gran oportunidad para España.

5. El precio: Factor decisivo de la compra

Para el consumidor británico, uno de los factores decisivos de la compra es el precio, junto con el color del vino, por lo que es una variable que se ha de tener muy en cuenta a la hora de diseñar la estrategia de marketing.

6. La botella: preferencias del consumidor británico

Por otro lado, es necesaria una cierta adaptación del producto, adecuándolo a las preferencias del mercado. Para ello se aconseja el empleo de envase de vidrio del menor peso posible, realizar la traducción de la etiqueta y contra-etiqueta al inglés y adaptarla mejor a la comprensión del consumidor y valorar el empleo de tapón de rosca, si el importador o comprador así lo solicita.

7. Nuevas corrientes: Vinos de baja graduación

En cuanto a las nuevas tendencias del mercado cabe destacar el aumento del interés mundial por la bebidas de baja graduación (IWSR, 2013). En el caso del Reino Unido, esta tendencia se asocia con el aumento de las tasas impositivas y con la percepción de que las bebidas de baja graduación son bebidas más saludables. Sin embargo en este mercado, el incremento de la demanda va a estar innegablemente en función de la capacidad de los elaboradores de vino de mejorar la calidad de sus productos.

Fuente: ICEX El mercado del vino en el Reino Unido - Mayo 2014

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 12427 veces

Comenta