El legado del Alto Najerilla en una botella, un homenaje a la viticultura tradicional riojana

Viñedos El Pacto presenta Malacara 2021, un monovarietal de Mazuelo de una viña única

Sábado 08 de Junio de 2024

Compártelo

Leído › 1213 veces

La bodega Viñedos El Pacto, perteneciente a la Compañía de vinos Vintae, ha lanzado un tinto monovarietal de Mazuelo que proviene de un viñedo plantado en 1946 en la Rioja Alta, una rareza en la región. Este nuevo vino, Malacara 2021, destaca la singularidad del territorio del Alto Najerilla, donde se encuentra el alma de este proyecto.

Viñedos El Pacto, un proyecto que explora los orígenes de Vintae, se expande con este nuevo vino que continúa con la tradición de su colección, reflejando el vínculo especial de la compañía con el Alto Najerilla. Malacara proviene de una parcela excepcional de solo 0,24 hectáreas en Cárdenas. Esta viña es especial por estar plantada casi completamente con Mazuelo, algo inusual en viñedos de esta edad.

Raúl Acha, director técnico de Viñedos El Pacto, señala que Malacara es extraordinario por su composición varietal, ya que es muy raro encontrar viñedos completos de Mazuelo de esta antigüedad. El nombre de la finca se debe al paisaje escarpado que la rodea, con barrancos y taludes. El marco de plantación es estrecho, con un desnivel del 14%.

Históricamente, la uva de Malacara se utilizaba para coupages con otras variedades, pero nunca se había elaborado un vino de finca con ella. Richi Arambarri, de Vintae, explica que la Mazuelo aporta color, viveza y acidez a otras uvas, lo que hace fascinante mostrar su potencial en viñas viejas. Además, Malacara tiene un alto valor genético debido a su injerto de selección masal, procedente de diversas cepas de Mazuelo de la misma localidad, lo que contrasta con las viñas homogéneas plantadas en las últimas décadas.

Para elaborar Malacara 2021, Acha siguió una filosofía de mínima intervención. La parcela se vendimió el 15 de octubre y, en bodega, la uva se despalilló completamente sin estrujar. La maceración fue respetuosa y se llevó a cabo una fermentación alcohólica espontánea con levaduras salvajes en un depósito abierto. La crianza duró 16 meses en un ánfora de gres, un material cerámico muy poco poroso. Este recipiente inerte permitió que el vino se ensamblara lentamente con una justa aportación de oxígeno.

El resultado es un vino con una acidez exquisita que se siente en todo su recorrido en boca. Es sedoso y fluido, con una amplitud que solo se logra en viñas viejas. Su acidez natural proviene de la variedad Mazuelo y del fresco clima del Alto Najerilla. Aromáticamente, destacan las notas florales combinadas con fruta roja fresca y una capa de monte bajo y plantas aromáticas que evocan el entorno del Alto Najerilla. La vendimia tardía en octubre permite una maduración prolongada y a bajas temperaturas nocturnas, enriqueciendo su perfil aromático.

La crianza en ánfora ha facilitado que la acidez se integre y pula, haciendo de Malacara 2021 un vino con gran capacidad de guarda en botella, pero listo para ser disfrutado. En esta primera añada, se han producido solo 310 botellas, con un precio de venta al público de 56,95 euros.

Viñedos El Pacto cuenta con 45 hectáreas en el Alto Najerilla, donde tienen sus raíces la familia Arambarri, propietaria de Vintae, y el director técnico Raúl Acha. Este proyecto busca preservar el patrimonio de viñedo viejo con una viticultura natural y manual, fomentando la biodiversidad.

Malacara es el sexto vino de la colección de Viñedos El Pacto, que incluye dos vinos de zona, El Pacto de la Sonsierra y El Pacto del Alto Najerilla; un vino de pueblo, El Pacto de Cárdenas Ojo Gallo; dos vinos de Viñedo Singular, Riojanda y Valdechuecas; y el vino en homenaje al patriarca de la familia Acha, Jesús Acha Blanco.

Vintae, fundada en 1999 por José Miguel Arambarri, ha explorado la diversidad vinícola de España, asentándose en varias regiones con proyectos como Matsu en Toro, Bardos en Ribera del Duero, Le Naturel en Navarra y Hacienda López de Haro en Rioja.

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 1213 veces