Suelos de albariza, aromas a bota en el VIII Salón de los Vinos Generosos

Una nueva edición del Salón de los Vinos Generosos, Dulces y Fortificados celebrada en Madrid en la que descubrir la gran variedad y diversidad de estas elaboraciones únicas

David Manso

Martes 27 de Febrero de 2024

Compártelo

Leído › 2889 veces

Madrid vuelve a impregnarse de aromas a bota con los vinos llegados desde las tierras de albariza del sur peninsular. A estas joyas enológicas, se les unen los afamados fondillones llegados del levante español conocidos también como el "vino de reyes", y los vinos rancios catalanes nacidos al abrigo de Mediterráneo, vinos estos últimos que también se les puede considerar, al menos para un servidor, como otras de las maravillas enológicas del actual panorama vinícola nacional. Diferentes elaboraciones para el deleite y conocimiento del gran número de asistentes a las octava edición de este salón, y que despiertan gran interés entre los profesionales del sector.

Como ya he señalado en alguna ocasión, es difícil, por suerte no imposible, disfrutar de estos vinos por estas latitudes. Algún local especializado en vinos, algunos de los contados restaurantes que los tienen en consideración en sus cartas, vinotecas, y no en todas, también contadas estas, y en los escasos espacios dedicados a estos vinos entre los que se me viene a la cabeza uno en el que hacer fotografías en su interior no está permitido, y poco más, por lo que un salón como este es una oportunidad única para conocer más de estas elaboraciones sin la necesidad de viajar y todo ello en un mismo espacio.

Un recorrido por varias de las bodegas presentes en esta edición a este salón en el que concurrieron un total de 35 procedentes de varias localizaciones del sur peninsular como Jerez, Sanlúcar de Barrameda y Montilla-Moriles, y otras del Levante; Alicante y Valencia, y también del Priorat, nos muestra la gran variedad en elaboraciones; Finos, Manzanillas y Amontillados, unos fortificados, otros no, según su origen y procedencia, Cream, Palo cortado, PX, Vinos Dulces, el histórico y afamado Fondillón, o los Vinos Rancios que el tiempo perfila gracias a la crianza oxidativa mientras permanecen encerrados en damajuanas. Las variedades usadas en estas elaboraciones son también un sello de identidad, un reflejo de las tierras que los ven nacer, algo que los caracteriza y que varía según su origen; Palomino Fino, Pedro Ximénez, Moscatel, Monastrell, Garnachas, tanto Blanca como Tinta,...etc. un amplio abanico de variedades que conformarán los vinos que hoy se presentan.

Buenas elaboraciones, muchas de ellas, la gran mayoría, conocidas y consagradas en el mercado por bodegas de larga tradición y trayectoria, y  también novedades. De estas últimas pude descubrir el nuevo Fondillón de Rafael Poveda de Bodega Monovar, Fondillón Siglo XXI, del que destacar una menor graduación alcohólica si lo comparamos con el resto de elaboraciones en Fondillón, algo que lo hace más amable en boca, con menos "punch", manteniendo intensidad en aromas y la gran complejidad que caracteriza a estas elaboraciones. Otra novedad descubierta ha sido La Gitana Aniversario, una Manzanilla para conmemorar el 225 Aniversario de la Bodega Hidalgo La Gitana, una selección de botas de Manzanilla Pastrana con una crianza de 15 años, intensa, potente, salina. También, un vino procedente de Moriles Altos de Bodegas El Monte, Toscalización by Ximenium. Vendimia nocturna manual y crianza biológica bajo velo de flor durante un año, un vino que  poner valor el potencial e identidad de los suelos de albariza de la bodega. Una microvinificación que sorprende, de esas que uno se encuentra a su cata en boca algo muy diferente a lo que espera tras el paso por nariz, vino muy aromático y expresivo. El nuevo Cream de la Bodega Cayetano del Pino, también reseñable novedad, y para finalizar, un vino procedente del Priorat, un rancio de Garnacha Tinta de Costers del Priorat, Memòries Cal Marcelino 1929, una elaboración con una solera de casi un siglo de gran complejidad tanto en boca como en nariz.

Un año más, Madrid es el escenario del Salón de los Vinos Generosos, Dulces y Fortificados, un día para acercarse a la gran variedad y diversidad de estas joyas enológicas en la que descubrir territorios, variedades, elaboraciones e historias, porque cada vino, cada bodega, tiene la suya propia, y estos vinos también.

Bodegas participantes

  • * BODEGAS REY FERNANDO DE CASTILLA
  • * BODEGAS LUSTAU
  • * MÁLAGA VIRGEN
  • * ALVEAR
  • * ROMATE

* D.O. ALICANTE

  • Bocopa
  • Santa Catalina del Mañán
  • Hacienda La Serrata
  • Vinos de Algueña
  • Bodegas Xaló
  • Bodegas Monovar

 

  • * WILLIAMS & HUMBERT
  • * TORO ALBALÁ
  • * BODEGAS HIDALGO LA GITANA
  • * OSBORNE
  • * TOSTADOS D.O. RIBEIRO
  • * BODEGA DELGADO ZULETA
  • * HARVEYS BODEGAS FUNDADOR
  • * GONZÁLEZ BYASS
  • * BODEGAS BENTOMIZ
  • * D.O. VALENCIA
  • * BODEGAS ESPINOSA DE LOS MONTEROS
  • * BODEGAS DOBLAS

* VINS RANCIS DEL PRIORAT

  • El Magatzem
  • Vall-Llach
  • Costers del Priorat
  • La Vinícola del Priorat
  • Arrels del Priorat

 

  • * XIMÉNEZ SPÍNOLA
  • * BODEGAS OLIVARES
  • * BODEGAS SILVANO GARCÍA
  • * CAYETANO DEL PINO & CÍA.
  • * BODEGAS ARFE
  • * SACRISTÍA AB
  • * BODEGAS EL MONTE
David Manso
Licenciado en Marketing y apasionado del vino.
¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 2889 veces