Enoturismo y Educación: La experiencia de los profesores de química en Chinchón

Uniendo ciencia, cultura y desarrollo sostenible

Martes 21 de Noviembre de 2023

Compártelo

Leído › 1861 veces

La reciente visita de los profesores de la Facultad de Químicas de la Universidad Complutense de Madrid a Chinchón, organizada por la Asociación MADRID RUTAS DEL VINO, ha puesto de manifiesto la creciente importancia del enoturismo como un recurso educativo y de desarrollo sostenible. Esta experiencia, que tuvo lugar el 18 de noviembre de 2023, no solo permitió a los académicos disfrutar de los placeres del vino y la gastronomía local, sino que también les brindó la oportunidad de explorar las conexiones profundas entre la ciencia, la cultura y el entorno rural.

El enoturismo, una forma de turismo que se centra en la cata y el disfrute del vino, así como en el conocimiento de su proceso de elaboración, ha ganado popularidad en los últimos años. La ruta del vino de Madrid, una iniciativa apoyada por el Consejo Regulador de la DO Vinos de Madrid y diversas consejerías de la Comunidad de Madrid, incluye 23 bodegas y más de 120 asociados que ofrecen una experiencia integral que combina el patrimonio vitivinícola con el cultural y gastronómico.

La experiencia comenzó con una visita a la Bodega Del Nero en Chinchón, donde los profesores recorrieron las instalaciones y participaron en una cata de vinos maridada con productos locales. Este tipo de actividades no solo sirven para apreciar el sabor y la calidad de los vinos, sino también para entender los complejos procesos químicos y biológicos que intervienen en su elaboración.

Posteriormente, un guía local condujo al grupo a través de los puntos más emblemáticos del patrimonio cultural de Chinchón, destacando cómo la historia y la cultura del vino están intrínsecamente ligadas a la identidad local. El día culminó con una degustación de aperitivos típicos del lugar, armonizados con vinos de las bodegas locales, en el Mesón Quiñones.

Este tipo de experiencias enoturísticas no solo tienen un valor recreativo, sino que también son fundamentales para la preservación del patrimonio histórico y agrícola de la región. Los viñedos viejos de la Comunidad de Madrid son parte esencial de su legado cultural y un motor económico importante para el área rural. Proyectos como MADRID ENOTURISMO buscan no solo promover el turismo, sino también preservar y valorar estos recursos, contribuyendo así al mantenimiento del medio ambiente y a la generación de riqueza en la región.

La participación de académicos en estas experiencias es especialmente relevante, ya que les permite transmitir a sus alumnos no solo conocimientos teóricos sobre la química y la biología del vino, sino también una apreciación más profunda de cómo la ciencia se entrelaza con aspectos culturales, históricos y ambientales.

En resumen, la visita de los profesores de la Facultad de Químicas de la Universidad Complutense a Chinchón es un claro ejemplo de cómo el enoturismo puede ser una herramienta educativa valiosa y un medio para fomentar el desarrollo sostenible y la preservación cultural. Este tipo de iniciativas ofrece una nueva perspectiva sobre la importancia del vino en nuestra sociedad, más allá de su valor como bebida.

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 1861 veces