Un nuevo beneficio para la salud de beber vino en las comidas

Lunes 21 de Marzo de 2022

Compártelo

Leído › 2771 veces

El consumo de vino supone importantes beneficios para la salud, según se desprende de un reciente estudio de la Universidad de Tulane, en Estados Unidos. La clave, estaría en la moderación y en el consumo durante las comidas.

A menudo leemos en muchos medios de comunicación noticias sobre el consumo de alcohol que no siempre coinciden con las opiniones sobre empresas del sector sanitario, y es que, si bien el consumo abusivo de alcohol está directamente relacionado con ciertos riesgos para la salud, ya que su consumo excesivo puede ser la causante de diversas enfermedades, no todo tipo de consumo es igual ni produce los mismo efectos en el organismo.

A la hora de calificar empresas, artistas o profesionales de todo tipo, o cuando realizamos análisis de datos, no usamos un único baremo. Del mismo modo en el organismo el consumo de alcohol no es binario, existen diversos niveles o disificaciones que influyen en el resultado final.

Así, el consumo de vino supone una excepción con importantes beneficios para la salud, según se desprende de un reciente estudio de la Universidad de Tulane, en Estados Unidos. La clave, estaría en la moderación y en el consumo durante las comidas.

El consumo moderado de vino y la diabetes tipo 2

Según este estudio que se presentará en la próxima conferencia Epidemiología, Prevención, Estilo de vida y Salud Cardiometabólica 2022, en el que se examinaron los efectos del consumo moderado de alcohol en casi 312.400 adultos de una media de edad de 56 años, siendo más de la mitad mujeres, determinó que podría ser beneficioso para la prevención de la diabetes tipo 2.

El consumo moderado se define como una copa de vino al día para las mujeres (equivalente a 150 ml), y hasta dos diarios para los hombres (300 ml).

El análisis tuvo un seguimiento de casi 11 años seguidos (entre 2006 y 2010), y según el estudio el consumo de un vaso de vino, sobre todo durante las comidas, se asoció a la reducción de  hasta un 14% de riesgo de la diabetes tipo 2. Muchos estudios anteriores se centraron en la cantidad de alcohol sin tener en cuenta otros factores como el momento de la ingesta. De hecho los bebedores que tomaron alcohol en la hora de la comida tuvieron mucho menos riesgo con la diabetes tipo 2 que los que lo consumieron estando en ayunas.

Durante los estudios clínicos se ha podido comprobar que la ingesta moderada de alcohol, especialmente el vino, tiene otros beneficios como el metabolismo de la glucosa, sin embargo, no queda claro si esto está directamente relacionado con la reducción de diabetes tipo 2.

En principio los participantes no tenían ninguna enfermedad a la hora de inscribirse en el estudio, como diabetes, cáncer, o enfermedades cardiovásculares, y se fueron descartando todos los que redujeron su consumo de alcohol por enfermedades, por consejo de su médico, o por embarazo.

Este análisis determinó además, que los resultados no fueron los mismos en cerveza y destilados. Mientras que en destilados y cervezas el riesgo de diabetes tipo 2 aumentaba, con el consumo de vino pasó exactamente lo contrario, siendo un eficaz reductor de esta enfermedad.

Por lo tanto se deduce que lo que realmente reduce potencialmente la diabetes tipo 2, no es el alcohol en las comidas en sí mismo, sino algunos otros ingredientes que pueda contener el vino, como antioxidantes, antiinflamatorios, y reguladores de lípidos.

Muchos más beneficios

A parte de lo mencionado según los últimos estudios realizados, el consumo especialmente de los diferentes tipos de vinos, son conocidos por tener múltiples beneficios para la salud, siempre con la aprobación de su médico personal.

  • Enfermedades cardiovasculares.
  • Aterosclerosis.
  • Hipertensión.
  • Ciertos tipos de cáncer.
  • Trastornos neurológicos.
  • Síndome metabólico.
  • Enfermedades hepáticas.
  • Pérdida de la visión.
  • Salud intestinal

La bebida obtenida de las uvas, especialmente las tintas, son en su mayoría una fuente resveratrol, un antioxidante natural que se encuentra en las pieles de las uvas.

¿Vino tinto o blanco?

La mayoría de beneficios de la uva provienen de las semillas y los hollejos, por lo tanto, el vino tinto es el más adecuado ya que es el que se macera más tiempo en el mosto, posibilitando la extracción de compuesto, al contrario del vino blanco, cuya maceración es mucho más breve.

Para la mayoría de personas incluir una copa o dos en su dieta diaria puede resultar de mucho beneficio para su salud, la clave en todo esto es la moderación, no se recomienda tomar más de estos niveles ya que en ese caso podría ser totalmente contraproducente para la salud y ya no entraría en lo que debe ser una dieta sana.

Advertencias

El consumo de cualquier bebida con alcohol en exceso, de manera abusiva o compulsiva, podría aumentar los riesgos de enfermedades y ser malo para su salud. Según las estadísticas 1 de cada 10 muertes son en adultos de entre 20 a 64 años bebedores compulsivos de alcohol.

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 2771 veces

Comenta