¿Cómo se hacen las botellas de vidrio?

Escrito porAarón Guerra

Jueves 20 de Enero de 2022

Compártelo

Leído › 7811 veces

Hoy en día el vidrio es parte de nuestra vida cotidiana, lo encontramos en envases de todo tipo, especialmente en las botellas de vino

El vidrio es una buena forma, no solo de contener y envasar alimentos y bebidas, sino de conservarlos perfectamente sin alterar sus propiedades organolépticas.

En este articulo vamos a explicar lo más sencillamente posible el proceso de fabricación del vidrio, desde que se recolectan los minerales e incluso envases reciclados, hasta su embalaje, pasando por todo el proceso de fundido y moldeado. También explicaremos la diferencia entre el vidrio y el cristal ya que, aunque puede parecer que son lo mismo, ni de lejos es así, además ahondaremos un poco en el tema del reciclado y su importancia.

Vidrio: composición y fabricación

El vidrio se compone de arena de sílice y otras sustancias como el carbonato de sodio y la caliza, se podría decir que se fabrica a partir de la mezcla de arena de cuarzo, sosa y cal, tres elementos que se funden al horno en temperatura próximas a 1.600ºC.

De la fusión anteriormente mencionado obtenemos una pasta vítrea que, en caliente, se somete a distintas técnicas que le darán las formas que tan bien conocemos y que utilizamos en nuestro día a día. Para esto la industria del vidrio cuenta con maquinaria preparada para realizar estos procesos.

Pero ¿Cómo se fabrica el vidrio? Sigue leyendo para descubrirlo.

  1. Obtención de las materias primas: arena de sílice, carbonato de sodio, caliza y un porcentaje de vidrio reciclado.

  2. Se funde la mezcla en los hornos a temperaturas de hasta 1600ºC hasta que se crea una pasta manejable.

  3. Nada más salir de los hornos el video se corta en gotas de determinado peso, las cuales se introducen en los moldes para poder darles la forma deseada.

  4. Una vez se les haya dado forma, se introducen en unas arcas de recocido donde se enfriarán de manera lenta y controlada. Eso garantiza la solidez de los envases.

  5. Una vez enfriados todos los envases pasan un control de calidad. Los defectuosos se volverán a fundir.

  6. Los envases que pasan el control de calidad son embalados herméticamente para que lleguen a su destino en la mejor condición posible.

Este proceso se realiza a diario por las empresas de la industria del vidrio de manera que la demanda de este material siempre esta cubierta. Los hornos se mantienen encendidos los 365 días del año para garantizar la estabilidad de la temperatura, y el uso de vidrio reciclado es cada vez más común, tanto para producir vidrio como para producir cristal.

¿Qué diferencias hay entre el vidrio y el cristal?

El cristal se encuentra en la naturaleza en forma de, por ejemplo, cuarzo o cristal de roca, por lo tanto, podemos afirmar que el cristal es una materia prima. El vidrio, sin embargo, es un material fabricado por el hombre, ya que es una fusión de distintas materias primas: sílice, sosa y cal. Esta sería la principal diferencia entre el vidrio y el cristal, aunque existen otras.

Pero realmente el cristal al que estamos acostumbrados en nuestro día a día no es más que la mezcla del vidrio que se utiliza para la fabricación de botellas o envases habiéndole añadido un porcentaje de plomo. Este tipo de vidrio es muy apreciado debido a su durabilidad y propiedades decorativas, ya que, además de para envases, se utiliza para la fabricación de objetos decorativos como: lámparas, jarrones, figuras, etc.

En 1969 la Unión Europea estableció unas especificaciones para que no hubiera equivocaciones a la hora de distinguir cristal de vidrio:

  • El porcentaje de plomo en el vidrio debe ser mayor al 24%.
  • La densidad del vidrio debe ser mayor de 2,90%.
  • El índice de refracción del vidrio ha de ser de 1,545.

En resumen, existe el cristal que se forma de modo natural (cuarzo, obsidiana, etc.) gracias a fenómenos como los volcanes, y el cristal creado por el hombre que no es otra cosa que vidrio al que se le ha añadido plomo. Pero en nuestro día a día, por lo general, se utiliza el termino cristal para referirnos a cualquier objeto hecho de vidrio, ya sea un envase o cualquier tipo de objeto decorativo.

¿Por qué es importante el reciclado de vidrio?

Para empezar, hay que destacar que el vidrio es un material 100% reciclable y que se puede procesar tantas veces como se quiera, ya que, al hacerlo, el vidrio no pierde propiedades y, además, al reciclar, se ahorra hasta un 30% con respecto al proceso de creación de vidrio totalmente nuevo. Es por eso que es importante reciclar el vidrio, ya que, además, el vidrio tarda hasta 4000 años en descomponerse, y, realmente, es un desperdicio no reciclar este material que puede ahorrar tanto en energía para su procesamiento.

El vidrio debe ser debidamente separado antes de ser reciclado, y esto se hace por colores: verde, ámbar, café o transparente. Pues cada color está asociado a un uso. Tras separarse en grupos por colores se debe separar el vidrio de las tapas y etiquetas, tras lo cual el vidrio es triturado y fundido junto con la arena de sílice, carbonato de sodio y caliza para, así, fabricar nuevos productos.

Tenemos que destacar lo importante que es reciclar el vidrio, ya que, el proceso que hemos explicado arriba realizado desde 0 conlleva un elevado uso de energía y un gran porcentaje de contaminación. Sin embargo, al reciclar estamos reduciendo en un 20% la contaminación del aire ya que se consume menos combustible en la fabricación, y se ahorra hasta 100 kWh de energía por 1000 botellas y hasta 330 de sílice de arena.

Así que no lo dudes, después de disfrutar de una buena botella de vino, no la desheches con el resto de basura, dispón una bolsa o caja donde acumular varias botellas y envases para reciclarlos, de este modo estarás ayudando al Medio Ambiente realizando una buena acción, al mismo tiempo que disfrutas de un buen vino con familiares y amigos.

Un artículo de Aarón Guerra
¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 7811 veces

Comenta