Detalles que no deben faltar en una boda: la importancia del vino

Vilma Delgado

Viernes 29 de Octubre de 2021

Compártelo

Leído › 2653 veces

Las parejas dedican mucho esfuerzo, tiempo y dinero en organizar la boda de sus sueños. Todo cuenta y es fundamental prestar atención a todos los detalles que no pueden faltar en una boda. Los pequeños detalles son lo que marca la diferencia y definen la personalidad de un enlace. Te contamos todo lo que necesitas para tu boda y qué debes incluir sí o sí en tu lista de preparativos de boda. 

1. La importancia del vino

El vino en las bodas es más que una bebida, es un símbolo. Hasta la Biblia nos describe el poder simbólico y ritual del vino en el célebre pasaje de las Bodas de Caná. Por eso, estamos ante una de las cosas imprescindibles que hacen falta en una boda. 

La pareja demuestra su buen gusto si escoge una selección de vinos de calidad para servir en su banquete. No debes quedarte solo en la calidad: las referencias elegidas deben maridar a la perfección con el menú de boda. No tengas miedo a delegar esta decisión y consulta a los profesionales del lugar del banquete de bodas. Sabrán aconsejarte sobre cuáles son los mejores vinos acordes a tu elección de platos y a tu presupuesto. 

¿Cuánto vino sirvo? 

Para calcular el vino, piensa que cada comensal tomará de media cuatro copas de dos vinos distintos. Esto es una cantidad aproximada, ya que hay quien beberá más, quien solo tomará tinto o blanco y otras personas que no beben alcohol. 

Ofrece al menos un vino blanco, un tinto con barrica y un espumoso para brindar. Cada vez más parejas optan por incluir los cavas dentro del maridaje con pescados o carnes blancas. Un toque de distinción que te diferenciará de otras parejas es ofrecer una selección de vinos dulces o generosos en los postres

Aprovecha bien tu prueba de menú

Supervisa que la cristalería vaya acorde a los vinos escogidos y que la temperatura de servicio sea la adecuada. El momento para comprobar estos detalles es en la cena de prueba en el restaurante. Allí podrás acordar este tipo de necesidades con el maitre o los encargados de tu celebración. El día de tu boda estarás en cosas más importantes y todos estos detalles deben estar cerrados de antemano. 

2. Un toque personal

Uno de los detalles que no puede faltar en una boda es el toque personal de la pareja. La decoración, la música y las actividades que se propongan a los asistentes deben reflejar vuestros gustos. 

Pensad si queréis una celebración más formal o una boda temática. No hay límites y cada vez existen más servicios que pueden contratarse para un día tan especial. ¿Qué tal abrir el baile con un flashmob? ¿Y agasajar a los invitados con un food truck cuando el baile les abra de nuevo el apetito? Las parejas son cada vez más originales y puedes encontrar desde castillos de pirotecnia a barras de sushi donde el sushiman te prepara los makis en el momento. 

3. Pensad en los más pequeños

Si tenéis previsto que acudan niños al enlace, debéis plantearos buscar alguna actividad para ellos. Los niños se suelen aburrir en las bodas. Si contratamos los servicios de una empresa de animación, un castillo hinchable o una mesa dulce, obtendremos una doble ventaja: los niños se divertirán y sus padres podrán disfrutar de un rato algo más relajado durante la fiesta. 

Pero el sentido lúdico de una boda no tiene que quedarse solo en los niños. Actividades como un photocall o un monitor de salsa son cada vez más demandadas en las bodas para dar un punto extra de diversión y originalidad. 

4. ¿Qué regalo a mis invitados?

Los obsequios para invitados han cambiado mucho en los últimos años. Las parejas se decantan cada vez más por regalos que puedan utilizarse. Es una opción mucho más moderna que los antiguos recuerdos de boda que se quedaban acumulando polvo en una estantería. 

Si tú y tu pareja sois amantes del vino, una buena idea es obsequiar a vuestros invitados con una botella. Existen muchas empresas que embotellan vino con etiquetas personalizadas para inmortalizar la fecha de tu gran día. Además, se trata de un recuerdo de boda que tus invitados podrán disfrutar y degustar a vuestra salud.

Otros productos gourmet que cada vez toman más fuerza son el AOVE, los chocolates de calidad, las mermeladas y los licores. 

Los kits de belleza también se han vuelto muy populares. Más de una invitada agradecerá que regales unas bailarinas plegables para poder quitarse los tacones. También tienen mucho éxito las bolsitas con bálsamo de labios, tiritas y otros productos de perfumería

Una idea que cada vez cala más en los novios es hacer un obsequio solidario. Distintas ONG ofrecen la posibilidad de donar dinero para sus causas en nombre de los invitados a la boda. Es una opción que muchas parejas se plantean en su día especial.

 

Como ves, los detalles que no deben faltar en tu boda dependen de vuestros gustos, personalidad y presupuesto. Si ves que no llegas a todo, delega en gente de tu confianza o contrata los servicios de una empresa de wedding planner para que todo sea como siempre soñaste. 

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 2653 veces

Comenta