Los Vinos de Madrid se visten de blanco

David Manso

Lunes 18 de Julio de 2022

Compártelo

Leído › 2752 veces

Una propuesta de Consejo Regulador D.O. Vinos de Madrid y ACYRM nos descubre el potencial gastronómico de Madrid

Madrid no descansa, no solo por el asfixiante calor que envuelve al mes de julio, sino por ser una ciudad en la que disfrutar de numerosas actividades: espectáculos, conciertos, museos, teatros...etc. y por supuesto de su gastronomía, en la que el vino forma  parte de esta. Cuando ambas se conjugan y armonizan la experiencia es si cabe más sorprendente y placentera.

El pasado Miércoles pude disfrutar de una de ellas. Desde el Consejo Regulador de la D.O. Vinos de Madrid nos invitan a conocer una propuesta de maridaje de sus vinos blancos y los originales platos elaborados por ACYRM (Asociación de Cocineros y Reposteros de Madrid) en la terraza del Hotel Emperador, en plena Gran Vía Madrileña. Las azoteas y terrazas en época estival son una buena alternativa a la caída del sol. Para los edificios que disponen de este preciado espacio rebosan de vida, a ellas acuden turistas y foráneos buscando alejarse del intenso calor que desprende el asfalto y a disfrutar de las vistas que ofrece la capital sobre los tejados.

En esta convocatoria son los vinos blancos de Madrid los protagonistas, algo que se agradece en esta época del año. Con las elaboraciones de ocho bodegas representando a las cuatro subzonas de Madrid, el referente es amplio y variado. Vinos de la variedad Albillo Real de la subzona de San Martín de Valdeiglesias en los que el paso por barrica les aporta complejidad y estructura, llevando a estos vinos blancos a una evolución muy particular en cada elaboración. De Malvar, uva autóctona recuperada que produce vinos de gran frescura, con buena intensidad aromática y de acidez moderada, y que en alguna elaboración catada es acompañada por la Moscatel de grano menudo dotando al vino de frescura y complejidad aromática, o con Macabeo, esa uva conocida también como Viura, que hace que el coupage gane en complejidad, o en otras elaboraciones con Airén, variedad esta última generalmente usada como complementaria y que dota al vino de un mayor cuerpo y estructura. Es interesante ver como cambia el perfil de la variedad Malvar en función de la zona de cultivo de la que procede.

Bodegas asistentes y vinos presentados

  • Viña Bardela (Sacasueños 2021)
  • Ca´di Mat (Valautín Albillo Real 2020)
  • Bodega Ecológica Andrés Morate (Viña Boquera 2021)
  • Vinos Jeromin (Puerta del Sol 2021 y Puerta del Sol Fermentado Barrica 2019)
  • Bodega Jesús Figueroa Carrero (Figueroa Blanco y Señorío de Zafra)
  • Las Moradas de San Martín (Las Moradas de San Martín Albillo Real)
  • Familia Cardeña (Pureza Blanco)
  • Bodegas Licinia (Licinia Blanco y Muss Blanco)

Y todo ello acompañado de ocho propuestas, todas ellas creaciones del equipo de ACYRM para hacer del conjunto una experiencia única. Maridajes sorprendentes como un Gazpacho de Sandía, Flan de Tomate con hierbabuena y queso, Humus con garbanzos eco cilantro y pico de gallo, Boquerones maridados, Chutney y piquillos, o también elaboraciones dulces como una Semiesfera de mango yogurt y chocolate con leche o Streusel de almendra. Ricas combinaciones que hace del conjunto una sorprendente experiencia de texturas, aromas y sabores.

Una original presentación en un bonito emplazamiento en el que los vinos blancos de la D.O. Madrid cumplieron las buenas expectativas, donde cada plato acompañado con cada una de las propuestas casaron a la perfección. Los vinos blancos de Madrid presentan buena calidad y, algo que estimo importante, particularidad, elemento diferenciador este último que los hace únicos gracias a sus variedades autóctonas. También destacar su diversidad. El poder disfrutar de elaboraciones con una misma variedad de uva con diferentes orígenes y localizaciones es otro de los valores de los vinos madrileños.

La percepción en la cata de un vino cambia en función del momento, compañía y la situación, algo que nos hará tener un concepto, una valoración diferente según se den uno o varios de estos factores. En este caso, se aunaron todos ellos; buen ambiente festivo, buena compañía y el emplazamiento elegido mientras el sol caía sobre los tejados de Madrid. Esto, unido a la calidad de los vinos presentados y la buena gastronomía produjeron esa magia necesaria para disfrutar de una excelente jornada.

David Manso
Licenciado en Marketing y apasionado del vino.
¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 2752 veces

Comenta