Consomé de Navidad: el plato que no debe faltar en tu mesa

Manuel Rivera

Miércoles 22 de Diciembre de 2021

Compártelo

Leído › 2384 veces

En una época de excesos culinarios, es importante tener preparada alguna receta reconfortante y ligera. El consomé de Navidad es una opción a tener en cuenta en los menús festivos. ¿A quién no le apetece entrar en calor con un delicioso caldo aromatizado con vino? Te explicamos cómo hacer consomé de forma sencilla con esta receta paso a paso de caldo de Navidad.

Ingredientes

Para elaborar este consomé navideño para seis personas necesitas: 

  • 400 gramos de morcillo de ternera
  • 1 contramuslo de gallina 
  • 1 trozo de costillar de cerdo de unos 300 gramos
  • 1 hueso de jamón
  • 1 hueso de rodilla de ternera fresco
  • 1 hueso de espinazo o pata de cerdo salada
  • 2 zanahorias
  • 1 puerro
  • 1 diente de ajo
  • 1 cebolla pequeña
  • 1 rama de apio
  • Vino blanco seco 
  • Agua
  • Sal 
  • Aceite de oliva virgen extra

Dificultad

Muy fácil

Tiempo de elaboración 

2 horas y 30 minutos

Cómo hacer consomé al vino blanco para esta Navidad

Preparar el caldo

El caldo de Navidad tiene una receta sencilla, pero necesita de un ingrediente fundamental: el tiempo. Un consomé se diferencia de un caldo normal en que hay que reducirlo mucho para que se concentren los aromas y sabores. Por eso, no es recomendable hacerlo en olla rápida. Es mejor preparar este caldo navideño a fuego lento para conseguir un consomé claro y lleno de sabor. 

Empezamos a preparar el caldo con agua fría. Ponemos a cocer los huesos, la carne y las verduras a fuego medio con la olla tapada.

En cuanto comience a hervir, bajamos el fuego al mínimo y destapamos para que se cocine muy lentamente. El caldo debe hervir de forma suave. 

Al principio de la cocción, hay que desespumar el caldo, es decir, retirar las impurezas que sueltan los huesos y la carne con ayuda de una espumadera. Si añadimos un chorrito de aceite de oliva virgen extra, las impurezas son más fáciles de quitar.

Dejamos cocer durante dos horas. 

Colar el caldo

Para que nos quede un caldo de Navidad limpio y sin impurezas, vamos a colar el caldo con un colador muy fino o mejor con un colador de tela o una estameña.

Reservamos el caldo y dejamos que enfríe para retirar el exceso de grasa. La grasa se solidifica en la superficie una vez fría y se quita con ayuda de una espumadera o cucharón. 

Reducir el consomé

Para rematar el consomé, lo dejaremos reducir a fuego lento hasta que se quede en la mitad. Este proceso lleva unos 30 minutos. Al final de la cocción, añade la sal para evitar que se quede salado al reducir. 

Elegir el vino

El vino se añade justo al servir a gusto de cada comensal. Los mejores vinos para el consomé navideño son los blancos secos. El vino más apreciado es el fino de Jerez. Los vinos tipo Manzanilla, los amontillados y los olorosos son perfectos, aunque puedes usar el vino blanco de tu elección. 

Lo mejor es que cada persona se sirva la cantidad deseada de vino en su consomé, ya que puede haber niños o personas que no tomen alcohol. Si se desea, se puede añadir, ya en la mesa, una yema de huevo cruda para potenciar el sabor de este consomé de Navidad. 

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 2384 veces

Comenta