Wine Rider: Ruta del vino de Madrid, San Martín de Valdeiglesias

David Manso

Viernes 22 de Julio de 2022

Compártelo

Leído › 3542 veces

Tras la visita a Navalcarnero continuamos por la Ruta del Vino de Madrid a nuestro siguiente destino. Cambiamos de Subzona, viajamos hacia el oeste para adentrarnos en San Martín de Valdeiglesias. Son dos las opciones para llegar a esta nueva zona de producción. La primera es viajar por la M-507 donde la ruta pasa por varios pueblos de tradición vitivinícola como Villamanta o Villa del Prado, pero Antonio me propone una segunda alternativa, viajar por la mítica M-501, más conocida como "la Carretera de los Pantanos", que nos llevará a nuestro primer destino, la bodega de Las Moradas de San Martín.

Tras salir de la autovía y pasar el municipio de Navas del Rey, la carretera discurre al abrigo de  los pinares por un estrecho cañón formado a lo largo de los años por varios arroyos que desembocan en el río Alberche. El cambio en la orografía es ya patente, algo que caracteriza a esta Subzona de los Vinos de Madrid. El viaje en moto es parte del disfrute, del enoturismo, y nos permite estar si cabe un poco más cerca de la naturaleza.

La estrecha carretera de Las Anguilas que sube a Las Moradas de San Martín es otro aliciente más para visitar esta bodega. Bonitos paisajes al abrigo de frondoso pinares nos anuncian cómo será el entorno que rodea al viñedo. Para llegar a la bodega queda un último trecho, un camino de tierra que pondrá a prueba nuestra pericia al volante. Ya en Las Moradas, recorremos a pie sus viñedos enclavados en una meseta rodeados por la exuberante naturaleza; pinos, tomillo, jaras,...etc. son parte de la vegetación de este paraje y habituales compañeros de sus centenarias viñas de Albillo Real y Garnacha, variedades estas que han sido durante siglos bandera y carta de presentación de los vinos de San Martín de Valdeiglesias. El viñedo a nuestro paso se encuentra a pocos días de entrar en fase de envero, las uvas cambiarán su pigmentación a la espera de que en apenas un mes las lleve al grado óptimo de madurez antes de la vendimia. Julio aprieta, las cigarras resuenan al calor del verano, hay que resguardarse, buscar alivio a la sobra, y que mejor lugar que la bodega, la cual visitamos para conocer más de su trabajo, y será Mónica Rodríguez, Responsable de Enoturismo y Visitas a Bodega, quien me contará sobre el entorno, de la asociación entre la literatura y los vinos de Las Moradas, sobre su oferta de enoturismo y cataremos su vino blanco de Albillo Real.

Viñedos de Las Moradas de San Martín

Tras la vista, Antonio y yo dejamos atrás este bonito paraje para bajar a la población de San Martín de Valdeiglesias, una villa con larga tradición en el cultivo de la vid y elaboración de vino que comparte nombre con esta subzona de los Vinos de Madrid. El viaje nos lleva a Hacienda La Coracera donde disfrutamos de la gastronomía de la zona influenciada por la cercana y vecina provincia de Ávila en el Restaurante de la propia Hacienda, Siete Capillas, acompañados de Mercedes Zarzalejo, Alcaldesa de San Martín de Valdeiglesias. Tras la amena comida entrevisto a Mercedes para conocer más de la oferta cultural, costumbres y tradiciones de este pueblo serrano como parte de la oferta de enoturismo, y de aquellos puntos de interés más directamente relacionados con el vino y su cultura. El famoso Castillo de La Coracera, su tradicional bodega, su antigua cárcel, son algunos de los puntos que el enoturista puede conocer, además de las bodegas acogidas a esta Subzona, y de la gastronomía acompañada de los vinos de la zona.

Antonio Reguilón, presidente de la DO Vinos de Madrid, y Mercedes Zarzalejo, Alcaldesa de San Martín de Valdeiglesias, en un stand de la Feria del Vino de la localidad.

San Martín de Valdeiglesias se une a las ferias que desde Vinos de Madrid y Enoturismo Madrid vienen celebrándose de manera itinerante por varios municipios de las diferentes subzonas de la Comunidad. Una buena forma de dar a conocer y acercar el vino tanto a los propios madrileños como al visitante, y San Martín de Valdeiglesias puede presumir de haber celebrado ya dos ediciones. Y para finalizar, Mercedes me habla sobre un libro, una publicación de Lorenzo Gómez, profesor y escribano de la villa, que recoge la historia de los vinos de San Martín de Valdeiglesias, su propia historia como población, su pasado cultural y tradiciones. Una obra en la que descubrir los orígenes de la viticultura, su desarrollo e importancia a lo largo de varios siglos.

Con este último destino cerramos nuestro viaje por la ruta de enoturismo por Madrid, pero aún queda una nueva entrega, el cierre a esta jornada para conocer más de Madrid, sus vinos y cultura, el enoturismo y algunos detalles más personales de mi compañero de viaje, Antonio Reguilón.

David Manso
Licenciado en Marketing y apasionado del vino.
¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 3542 veces

Comenta