Adegas do Rexurdir

Viernes 13 de Octubre de 2017

Leído › 1448 Veces

Conoce la historia de Carlos Blanco, estudiante de Mecánica que pronto se dio cuenta de que su auténtica vocación transcurría entre vides

País
España
Región
Rías Baixas / Ribeiro
Población
Vilagarcía de Arousa
Dirección
Pza. da Estación, 5 1ºD - CP 36600
Teléfono
+34 986 51 09 08 | 626 76 79 69
Email
Página web
www.adegasdorexurdir.com | facebook.com/verbaspatiepamintrailara | twitter.com/patiepamin

Carlos Manuel Blanco nació en Leiro (Ourense), en 1975. Desde muy temprana edad demostró una personalidad inquieta y emprendedora, que explica su hoy ya dilatada experiencia en el mundo de la viticultura y la enología.

Al concluir la Educación Primaria, comenzó los estudios de Mecánica en un instituto de la zona. Sin embargo, así como avanzaba el curso comprendió que ése no era su camino. El suyo no estaba ligado a las máquinas, sino a la tierra, al clima, a la viticultura y la enología. Es decir, a lo que había vivido en su casa, a lo que llevaba en la sangre, la senda que marcaba la tradición de la familia Blancote, de O Ribeiro, cuyo vínculo con el vino es ya centenaria.

Formado en Galicia, Portugal, Francia y Chile, Carlos Manuel Blanco es un profesional camaleónico con una trayectoria imparable. Apasionado de la viticultura, es un artista en la bodega, pero también en las viñas, que cuida con sus propias manos. Investigador, alma libre, buscador incansable, humilde, de pueblo, pero también hombre de acción, de mundo, viajado y curtido en la experiencia de mil y una batallas. Será por eso que Carlos Blanco no se deja embaucar, sigue su camino, mirando al suelo sin perder el cielo, siguiendo sus pies sin dejar de usar las manos, pero siempre sin perder el rumbo, sin apartarse de la dirección que le marcan los pálpitos de su intuición.

Esta es la cuna en la que nacen sus vinos. Vinos personales que salen de sus propios viñedos o de las uvas que selecciona y compra en las diferentes D.O. de Galicia (Ribeiro, Ribeira Sacra, Valdeorras, Monterrey y Rías Baixas) y en la Región de los Vinhos Verdes de Portugal.

De la mano pero sobre todo de la cabeza de Carlos Manuel Blanco florecen vinos blancos, tintos, rosados y espumantes. Unos propios y otros para terceros, pero también con amigos, con los que no deja de divertirse experimentando, por ejemplo, sumergiendo el albariño bajo las aguas que bañan la isla de Cortegada (Carril, Vilagarcía de Arousa). Su inquietud, como su bondad, y a la vista está, no tiene límites.

Desde el inicio de este proyecto, su filosofía del vino se basó en una palabra: compromiso. El compromiso con la creación de vinos únicos. El compromiso con los estilos de vinificación que mejor expresan las variedades autóctonas de las denominaciones de Origen O Ribeiro y Rías Baixas.

Ver, sentir, catar, gestionar, transmitir. Se guían por su instinto sabiendo recoger e interpretar lo que la madre naturaleza nos ofrece en cada momento, a lo que le añadimos la pasión, el gusto y el amor que tratamos de transmitir en todo lo que hacemos.

Nuestra viticultura se caracteriza por entender las necesidades de la planta y proporcionarle un hábitat donde se desarrolle bajo las mejores condiciones, de modo que cuando llegue la vendimia la uva pueda expresar sus máximas cualidades.
Clima, suelo, variedad y factor humano son los cuatro elementos que explican la esencia de nuestros vinos. Pero sobre todos, destaca uno: el factor humano, porque éste es el que tiene capacidad de crear, de convertir una actividad agraria en un arte, de transformar una uva y una tierra en un vino único y diferente, pero siempre respetuoso con la tradición y una tipicidad. Ese es el compromiso de Adegas do REXURDIR.


¿Te gustó el artículo? Compartir

Comenta