120.889 Seguidores !

Científicos detectan restos radiactivos del accidente nuclear de Fukushima en el vino de California

Lunes 23 de Julio de 2018

Leído › 9878 Veces

El desastre nuclear en la central japonesa de Fukushima del 2011 ha provocado el aumento de los niveles de partículas radiactivas en el vino de California (EE.UU.)

El 11 de marzo de 2011 Japón sufrió uno de sus peores días en su historia. Un tsunami provocado por un terremoto con una magnitud de nueve puntos arrasó la región de Tohoku. El nivel de sus repercusiones fue tan intenso que acabó llegando a las costas noroientales del país, y esas mismas olas fueron las protagonistas de las fugas de material con un alto nivel de radiactividad cuando dañaron la central de Fukushima. Está considerado como el segundo mayor desastrenuclear, por detrás de Chernóbyl (Ucrania) que ocurrió en 1986.

Un estudio, realizado por el Centro Nacional de Investigación Científica (CNRS) en el que analizaron distintos tipos de vinos cosechados entre los años 2009 y 2012, ha revelado que el desastre nuclear que ocurrió en la central japonesa de Fukushima en el 2011 ha provocado el incremento de los niveles de partículas radioactivas en el vino de California.

El experimento fue llevado a cabo por los científicos franceses, Michael S. Pravikoff, Christine Marquet y Philippe HubertCon, los cuales utilizaron una «espectrometría de rayos gama», para descubrir que el vino fabricado después del desastre nuclear denotaba una cantidad alta de «partículas radioactivas», pues contenía Cesio-137, un «isópoto radioactivo» que se origina por la «fisión nuclear en armas atómicas o en reactores».

Pravikoff concedió una entrevista al medio New York Times en la que aprovechó para mandar un mensaje de tranquilidad a los aficionados del vino, explicando que «la concentración de dichas partículas en la bebida es extremadamente baja y por lo tanto, no representa ningún peligro». En definitiva, esa tasa de radiación es extremadamente inferior a la que representa la totalidad del planeta.

Por su parte, el representante del Departamento de Salud de California, Corey Egel, en relación con el reciente estudio, declaró que no existen "riesgos para la salud, ni de seguridad, para los residentes de California". "Y este estudio no cambia este hecho", cita el periódico al funcionario.

El Departamento de Salud Pública de California también se ha manifestado para expresar su desconocimiento acerca del estudio y para afirmar que no hay peligro de amenaza a la salud de la población. Con anterioridad la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró después del desastre de Fukushima que los alimentos procesados tanto en Japón como en otros países no eran peligrosos para los consumidores.

¿Te gustó el artículo? Compartir

Comenta