El Consejo de la UE refuerza la protección del patrimonio gastronómico con un nuevo Reglamento sobre indicaciones geográficas

Potenciar a los grupos de productores y salvaguardar las tradiciones culinarias en los ámbitos digital y físico

Lunes 01 de Abril de 2024

Compártelo

Leído › 2085 veces

En el panorama en constante evolución de la industria de la alimentación y las bebidas, las indicaciones geográficas (IG) sirven de faro de autenticidad, calidad y tradición. Estas denominaciones especiales, que protegen los nombres de productos originarios de lugares concretos y que poseen cualidades o una reputación debidas a ese origen, son cruciales para mantener la integridad y el patrimonio de las delicias gastronómicas en todo el mundo. Con el fin de reforzar esta protección, el Consejo de la Unión Europea ha adoptado recientemente un reglamento que no sólo refuerza la salvaguardia de las IG tanto en el ámbito digital como en el físico, sino que también agiliza el proceso de registro.

Este nuevo reglamento marca un cambio fundamental en la gestión de las IG, y ofrece beneficios sustanciales no sólo a los productores, sino a toda la economía rural. Al potenciar el papel de las agrupaciones de productores, otorgándoles el poder y las responsabilidades de gestionar sus IG y representar a sus miembros en las redes de observancia de la propiedad intelectual, la UE está empoderando a quienes están en el centro de la innovación y la tradición gastronómicas. Este empoderamiento se amplía aún más mediante la posibilidad de que los Estados miembros designen a estas agrupaciones de productores como "agrupaciones de productores reconocidas", lo que les otorga derechos exclusivos en nombre de todos los productores del producto designado por una IG.

Una de las principales características del Reglamento es su enfoque integral de la protección, que abarca tanto el ámbito en línea como fuera de línea. En una época en la que la presencia digital es tan importante como la física, la amenaza de que los nombres de dominio infrinjan las IG ha sido una preocupación creciente. Para hacer frente a esta situación, el Reglamento ordena una mayor protección de las indicaciones geográficas en los nombres de dominio, empleando incluso el geobloqueo para evitar su uso indebido. La Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea (EUIPO) está llamada a desempeñar un papel crucial en esta salvaguardia digital mediante el establecimiento de un sistema de información y alerta sobre nombres de dominio.

Además, el Reglamento refuerza la protección de un nombre con IG cuando se utiliza para designar un ingrediente de un producto alimenticio transformado relacionado. En tales casos, las agrupaciones de productores reconocidas deben ser notificadas, y el porcentaje del ingrediente con IG debe indicarse claramente, garantizando la transparencia y manteniendo la integridad de la designación de la IG.

Este avance legislativo es testimonio del compromiso de la UE con la protección de su rico patrimonio gastronómico y el apoyo a sus economías rurales. Al simplificar el procedimiento de registro de las IG y proporcionar mecanismos sólidos para su protección, la UE no sólo salvaguarda sus tradiciones culinarias, sino que también fomenta la innovación y la autenticidad en la industria mundial de alimentos y bebidas. Este Reglamento es un paso adelante en el camino hacia la preservación de la singularidad y la calidad de los productos que ocupan un lugar especial en los paisajes culturales y gastronómicos de sus regiones de origen, garantizando que el legado de estos productos se conserve para que las generaciones futuras puedan apreciarlo y disfrutarlo.

Artículo internacional de Vinetur, consulta la versión original.

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 2085 veces