Las 4 claves del éxito en un negocio de enoturismo

Jueves 03 de Diciembre de 2015

Compártelo

Leído › 3127 veces

Expertos del principal foro de directivos de empresas y responsables de recursos humanos del sector turístico nos dan las claves del éxito para un negocio enoturístico

enoturismo

Enoturismo de España (AEE) ha participado en el foro Tourist Talent Networking Event, celebrado el pasado mes de noviembre en el Auditorio Mutua Madrileña (Madrid).

Enoturismo de España celebró una jornada en la que importantes expertos de empresas y responsables de recursos humanos del sector turístico ofrecieron las claves del éxito para un negocio enoturístico y que sintetizamos a continuación.

1. CAPACIDAD DE TRANSMITIR SENSACIONES

¿Qué competencias son más valoradas en un profesional enoturístico? El enoturismo es la modalidad turística experiencial por excelencia, dado el componente sensorial que conlleva todo lo relacionado con la cultura del vino: una modalidad que nos permite convertir un simple viaje en una experiencia única, irrepetible, invitando a participar en actividades.

Competencias del Guía Enoturístico:

  1. Conocimiento profundo del establecimiento: su historia y presente
  2. 'Soft skills' ligadas a la inteligencia emocional: sensibilidad innata y habilidades de comunicación para transmitir sensaciones.

Captación: al cliente se le comienza a captar desde el primer momento en que se pone en contacto con el establecimiento; en su proceso de decisión es clave la percepción que toma de nosotros cuando nos llama por teléfono para recibir información o para reservar (importancia de la atención telefónica), o cuando nos lee o interacciona con nosotros en redes sociales (importancia del community manager).

Fidelización: Una vez el cliente está en el establecimiento o instalaciones, comienza el proceso de fidelización, al establecimiento y a la experiencia enoturismo.

2. CAPACIDAD DE TRANSMITIR EMOCIONES

¿Qué diferencia a un buen profesional de otro excelente? Antes hablábamos que la competencia más valorada en un buen profesional era su capacidad de transmitir sensaciones.

El enoturismo vende felicidad a través de las emociones, desde la más exquisita sensibilidad. El salto de bueno a excelente reside en un valor añadido: su capacidad de transmitir sensaciones que emocionen, contando historias que busquen una conexión emocional. Historias auténticas, de uno mismo, del territorio, de tu familia, de tus sueños… Porque no es lo que cuentas, sino cómo lo cuentas, y cómo lo compartes.

Para vivir en plenitud la experiencia enoturística se ha de entender que el objetivo en la visita ha de ser, en el más amplio sentido de la palabra, emocionar al cliente, hacerle vivir situaciones/experiencias que le haga vibrar: desde la propia degustación del vino, hasta haciéndole partícipe activo tanto de la historia del establecimiento (bodega, vinotel o museo), como del proceso productivo.

Por todo ello, se entiende que el Enoturismo sea uno de los productos más complejos que ofrece el sector turístico, y que requiera de verdaderos ESPECIALISTAS EN EL ARTE DE COMUNICAR.

3. LA IMAGEN

¿Cómo evalúa la empresa turística a sus profesionales? El establecimiento enoturístico ha de basarse, fundamentalmente en la parametrización y evaluación de dos ratios:

  1. el ratio de Fidelización del cliente a su experiencia enoturística, y
  2. el ratio de Prescripción de su experiencia enoturística.

Estos resultados conforman, además, de manera fehaciente la imagen del Enoturismo de España, tanto dentro como fuera de nuestras fronteras.

4. PREPARARSE PARA EL ENOTURISTA INTERNACIONAL

¿Está el sector enoturístico preparado para asumir los retos que el mercado internacional plantea? No, como lo demuestra la realidad actual:

  • siendo España un país líder en turismo receptivo, en producción vinícola y en gastronomía (los tres sectores de los que participa el enoturismo), nuestro enoturismo no está posicionado internacionalmente en el lugar que le correspondería (el nº1), situándose por detrás de EEUU, Francia, Italia, Sudáfrica, Australia, Nueva Zelanda…
  • del total de movimientos turísticos internacionales registrados en España en 2014, tan sólo el 1,9% tuvieron destino enoturístico.
¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 3127 veces

Comenta