La crisis de la Covid-19 afecta a los precios del vino, no a las ventas

Miércoles 17 de Junio de 2020

Compártelo

Leído › 2671 veces

Un informe revela que el comercio mundial de vino apenas ha disminuido por la crisis de la Covid-19, pero sí se han reducido notablemente los precios y la facturación

El OeMv ha presentado este 16 de junio, en el grupo de trabajo de Mercados de la OIV, un informe sobre la situación de los mercados mundiales y los efectos que hasta la fecha pueden destacarse derivados de la crisis del coronavirus.

El análisis incluye las conclusiones sobre los datos existentes del comercio mundial de vino a esta fecha y los efectos de la COVID19, así como algunos apuntes sobre cómo la pandemia está afectando ya al comercio global, al canal HoReCa, al turismo y a las perspectivas económicas mundiales, junto con las previsiones realizadas por el IWSR sobre diferente evolución de la producción mundial de vino y su consumo, con una brecha que podría ampliarse en 2020.

Para conocer el efecto de la crisis sobre las tendencias mundiales en el comercio del vino, debe conocerse la situación de partida y cuáles eran esas tendencias antes de la crisis. En líneas generales, se observaba hasta finales del 2019 una cierta estabilidad de los intercambios en términos de litros, pero con crecimiento sostenido de los precios medios y, por lo tanto, el incremento de la facturación, de una forma estable desde 2009 y que alcanzó a finales del pasado año la cifra de 31.777 millones de euros.

Tendencias generales, sin embargo, que deben distinguir claramente entre los vinos envasados (espumosos y no espumosos) y los vinos a granel, dado que los primeros dependen directamente de la evolución del consumo mundial de vino, mientras los segundos dependen de las producciones y las necesidades de vino de los principales productores y, solo indirectamente, de cómo evoluciona el consumo mundial. El análisis presenta una breve evolución diferenciada de estos dos tipos de vinos.

En los meses más recientes, y con cifras consolidadas en la mayor parte de países hasta marzo de este año, es decir, hasta el primer mes de mayor efecto de la crisis, con algunos datos de algunos países hasta abril, se observa una caída pronunciada de la facturación mundial del comercio de vino.

En marzo del 2020, comparado con el mismo mes del año anterior el comercio mundial de vino cayó un 10,7%, que se produce después de que también en febrero, las ventas se redujeran un 6,3%.

Mala evolución de la facturación mundial, sin embargo, que no esta tan clara en términos de volumen, pues la caída del mes de marzo en litros fue del 1,1%, incluso menor que la de febrero (-3,8%) y que la de otros meses previos al impacto de la COVID19. Es decir, si la caída es mayor en euros que en litros, es porque lo que ha caído es fundamentalmente el precio medio del vino exportado mundialmente.

Pasando al análisis de los diferentes mercados y distinguiendo entre aquellos para los que existen datos del mes de abril y los que solo los tienen hasta marzo, se observa una pronunciada caída de las compras de vino en China, que pierde en los primeros cuatro meses del año más de una cuarta parte de sus importaciones, aunque estos meses continúan una tendencia descendente que ya venía del año 2019.

Caídas importantes, que se producen también en Suiza (en valor) y Francia, así como en Brasil. Por el contrario, Canadá, Australia, Noruega, Bielorrusia y en menor medida Cora del Sur aumentaron sus compras de vino en ellos primeros cuatro meses de este año. Para aquellos mercados en los que solo hay datos del primer trimestre, Reino Unido, Alemania y Rusia disminuyeron sus importaciones, mientras Irlanda las aumentó sensiblemente, así como la República Checa y también España, aunque debido en nuestro caso a importaciones puntuales de vino de Argentina a granel.

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 2671 veces

Comenta