114.193 Seguidores !

El vino tinto reduce un 12% el riesgo de padecer cáncer de próstata, según un equipo de médicos

Miércoles 09 de Mayo de 2018

Leído › 7417 Veces

Un grupo coordinado de médicos de todo el mundo ha realizado un amplio estudio con 600.000 pacientes y han resuelto que solo el vino tinto reduce la aparición del cáncer de próstata

El consumo moderado de vino tinto puede reducir el riesgo de cáncer de próstata, sin embargo, el vino blanco puede aumentar el riesgo de padecerlo. Esta es la curiosa conclusión a la que han llegado un grupo de médicos tras un reciente estudio en el que han analizado datos de más de 600.000 pacientes masculinos de todo el mundo que participaron en múltiples estudios clínicos.

Debido a la cantidad de controversia, tras varios estudios contradictorios entre sí, y con la intención de tratar de aclarar el tema del vino y su relación con la próstata de una vez por todas, un grupo de investigación coordinado internacionalmente, todos ellos médicos —principalmente urólogos—, realizó un exhaustivo metaanálisis centrado específicamente en conocer si el consumo moderado de vino tendría un impacto en el cáncer de próstata y si los efectos variaban para el vino tinto y blanco. El equipo publicó sus hallazgos en la edición de enero de 2018 de la revista científica médica Clinical Epidemiology.

Los investigadores revisaron 930 publicaciones médicas y seleccionaron 17 que cumplían las mayores y más rigurosas pautas científicas. Esos estudios finales evaluaron a un total de 611.169 sujetos, todos ellos varones.

Los resultados del análisis se cotejaron con los consumidores de vino. Las conclusiones finales, publicadas por el equipo médico, revelan que el consumo moderado de vino no aumentó el riesgo de cáncer de próstata. Pero los resultados variaron significativamente según el color del vino. 

Los bebedores de vino blanco se enfrentaron a un ligero aumento en el riesgo de cáncer de próstata. Sin embargo, los bebedores moderados de vino tinto tuvieron una significativa disminución del 12% en el riesgo de padecer cáncer de próstata.

Los investigadores creen que sus hallazgos requieren más estudios sobre cómo el vino blanco y el vino tinto pueden afectar a las células a nivel molecular. En todo caso, y teniendo en cuenta la rigurosa investigación llevada a cabo por estos médicos de todo el mundo, se trata de buenas noticias para los entusiastas del vino tinto.

LA CONTROVERSIA: EL CONSUMO DE ALCOHOL Y EL CÁNCER

Una de las particularidades de este completo estudio, es que viene a arrojar un poco de luz sobre la complicada relación entre el cáncer con el alcohol en general y el vino en particular.

El consumo de alcohol de manera general se relaciona con un mayor riesgo de cánceres. Algunos estudios anteriores habían demostrado un vínculo entre el consumo de alcohol y un mayor riesgo de cáncer de próstata, pero otros por el contrario no encontraron ningún impacto. Sin embargo, cuando diferenciamos tipos de bebidas alcohólicas y tipos de consumos, varios estudios han demostrado que, a diferencia de los destilados, el vino y particularmente el vino tinto, en consumos moderados o muy bajos, puede disminuir significativamente el riesgo de padecer ciertos cánceres.

Otra investigación reciente de Harvard, que se centraba en el bajo consumo, descubrió que los bebedores muy moderados tenían una menor incidencia de cáncer de próstata, lo que vendría a corroborar los actuales resultados si tenemos en cuenta además las conclusiones de otro estudio publicado en la revista Cancer Science que demostró que el resveratrol (un compuesto químico que se encuentra en el vino tinto pero no en el blanco) puede aumentar la efectividad de la radiación para destruir las células de cáncer de próstata.

Todo ello evidencia que no todos los tipos de consumos y de bebidas alcohólicas tienen la misma incidencia en la enfermedad, así como la necesidad de realizar estudios más rigurosos y segmentados, que discriminen mejor los tipos de bebidas y los hábitos de consumo.

¿Te gustó el artículo? Compartir

Comenta