El vino europeo se libra del veto de Rusia a la importación de alimentos de la UE

Redacción

Viernes 08 de Agosto de 2014

Leído › 6602 Veces

Los países europeos productores de vino podrán continuar exportando sus vinos a Rusia, un importante mercado que destina cada año 445 millones de euros a importación vinícola

El Kremlin ha decidido responder con fuerza a las sanciones impuestas por Estados Unidos y la Unión Europea ante la crisis de Ucrania.

El primer ministro ruso, Dmitri Medvédev, ha prohibido este jueves gran parte de sus importaciones de alimentos provenientes de países de la UE y de EE.UU., así como las de otros países (Australia, Canadá y Noruega) que se han unido a las medidas de castigo contra Rusia.

Sin embargo, los rusos, al menos de momento, podrán seguir bebiendo a gusto, ya que se han librado de estas prohibiciones el vino y las bebidas alcohólicas.

El mercado ruso, muy importante para el sector de las bebidas alcohólicas de la Unión Europea, destina cada año cerca de 1.000 millones de euros a la importación de este tipo de productos. En el ejercició 2013 Rusia se gastó un total de 986 millones de euros en importación de bebidas alcohólicas europeas, de los cuales cerca de la mitad (445 millones de euros) fueron dedicados a comprar vinos en la UE.

Italia es el primer proveedor europeo de vino en Rusia, tanto en volumen como en valor, seguido de Francia y España. En caso de que las tensiones continuasen y el veto se hiciese extensible también al vino, los rusos se tendrían que abastecer de Chile, Argentina y Sudáfrica.

Según el informe 2014 sobre el mercado vinícola de Rusia, publicado por Wine Intelligence, en los últimos 2 años la frecuencia de consumo de los vinos importados ha aumentado significativamente. Así, el 40% de los encuestados afirmaron beber vinos importados al menos dos veces por semana, en comparación con el 29% que lo hacían en 2012.

En 2012, último año para el que las estadísticas del ICEX están disponibles, la Federación Rusa importó vino de España por valor de 89 millones de euros, de los cuales el 67% correspondió a vino embotellado, el 25,2% a vinos a granel y el 6% a vino espumoso.

Este año 2014, según recoge el OEMV, las importaciones rusas de vino crecieron en el primer trimestre del año un 25,1% en valor con aumento del precio medio del 54,5%.

¿Te gustó el artículo? Compartir

Comenta