114.582 Seguidores !

La protección del vino español en el mercado chino

Madrid

Martes 10 de Diciembre de 2013

Leído › 2969 Veces

Actualmente las bodegas que quieran exportar sus vinos al mercado chino o que piensen hacerlo en un futuro deben registrar sus marcas

El Ministerio de Comercio Chino (MOFCOM) ha cerrado ya el proceso de registro voluntario de las bodegas, para que las propias compañías pudieran presentarse voluntariamente para una inspección. A quienes no se registraron el MOFCOM amenaza con imponer un arancel de penalización que se mantendrá durante un periodo de 5 años.

Una vez cerrado el proceso de registro el MOFCOM ya ha seleccionado la lista de bodegas seleccionadas para la investigación. Esto significa que todas las bodegas españolas interesadas en entrar en el mercado chino y que se hayan inscrito en ese registro son conocidas por los competidores Chinos. Actualmente las bodegas que quieran exportar sus vinos al mercado chino o que piensen hacerlo en un futuro deben registrar sus marcas.

El registro de las marcas en China es la manera más eficiente para proteger los derechos de marca. La bodega debe obtener el registro de las principales marcas, tanto en caracteres latinos como su equivalente en chino y cubrir más clases para el uso y propósito defensivo de la misma.

La nueva Ley de marcas que entrará en vigor el 1 de Mayo de 2014 presenta a las bodegas exportadoras la ventaja de registrar una marca en múltiples clases aunque como dice Marcos Garcia, Director de la oficina de Beijing de la firma Elzaburu, firma especializada en Propiedad Industrial e Intelectual. "Lo recomendable no es esperar a Mayo para realizar el registro, es imprescindible que al menos se registre en la clase principal, que en la mayoría de los casos es la Clase 33, de vinos".

Con su apertura en Beijing Elzaburu se convierte en el primer despacho español especializado en PI con presencia en China, y en una firma global capaz de ofrecer, gestionar y coordinar la protección en este ámbito en todo el mundo.

Para los consumidores chinos es más fácil reconocer una marca con caracteres chinos, por lo que se aconseja traducir, o transliterar las marcas latinas en caracteres chinos y solicitar las marcas si la bodega está interesada en crecer y desarrollarse en el mercado chino. Marcos Garcia destaca que "si no se registra en caracteres chinos sería casi imposible impedir que un tercero registrara la transliteración o traducción de su marca en chino. En un país tan grande como China las posibilidades de que lo haga un tercero aumentan, y los costes y obstáculos para impedirlo también".

Junto al registro, otra forma necesaria de proteger el derecho sobre la marca de la bodega en China es llevar a cabo una vigilancia de la marca para ver si hay signos idénticos o similares que se publican para poder realizar una oposición a tiempo. Por otro lado si la marca es un gráfico o palabras en una fuente especial puede ser necesario realizar el registro de los derechos de autor en China.

Con el fin de evitar que productos falsos se importen a China, la protección aduanera puede ser muy útil. Una vez que el cliente recibe la marca y/o el registro de derechos de autor en China, se puede solicitar la inscripción en aduanas para su vigilancia.

¿Te gustó el artículo? Compartir

Comenta