Científicos descubren 23 nuevas móleculas en el vino tinto

Madrid

Martes 03 de Septiembre de 2013

Leído › 8991 Veces

El vino tinto puede ser aún más saludable de lo que pensábamos Nuevos estudios hallan 23 nuevos polifenoles en el vino tinto que podrían ser clave en el tratamiento de enfermedades crónicas como el Alzheimer y el cáncer

En Canadá, un grupo de investigadores de la Universidad de Columbia Británica ( en sus siglas en inglés UBC ), en colaboración con la Universidad australiana de Adelaida, descubrieron recientemente 23 nuevas moléculas en el vino hasta ahora desconocidas, y que podrían suponer un incremento aún mayor sobre los beneficios potenciales para la salud del consumo de vino.

Estas 23 nuevas moléculas pertenecen a la familia de los estilbenos, que es un tipo de polifenol natural (el mismo grupo de sustancias químicas naturales del vino en las que se incluyen también los conocidos taninos, resveratrol, los pigmentos del vino o la quercetina).

Con anterioridad a este estudio realizado entre australia y canadá, la comunidad científica había reconocido 18 estilbenos diferentes presentes en el vino tinto.

El jefe del departamento de química de la UBC y autor del estudio, Cedric Saucier, explica que los "estilbenos son una defensa natural de la vid para protegerse contra la infección por hongos y otros efectos de la lluvia". Presentes principalmente en la piel de la uva, los estilbenos liberan antioxidantes durante la elaboración del vino.

El equipo de Saucier realizó un análisis, mucho más exhaustivo que los que se habían realizado hasta la fecha, sobre extractos concentrados de Merlot, Pinot Noir y Cabernet Sauvignon, vinos de la cosecha 2010 procedentes todos ellos de una bodega local.

El resultado fue la aparación de 41 estilbenos, 23 más que los hallados hasta el momento pero en concentraciones mucho menores, motivo por el cual el equipo de investigación supone que no habían sido descubiertos.

Múltiples estudios han confirmado los beneficios de muchos polifenoles del vino para la salud, por lo que es probable que estas nuevas adiciones a la familia de estilbenos del vino tendrán los mismos efectos positivos para la salud.

No obstante, es necesario comprobar que esto es realmente así, labor que puede complicarse mucho y alargarse en el tiempo. "Tenemos que hacer un montón de pruebas biológicas ", explica Saucier, "para ser honesto, las próximas investigaciones deberán ser hechas por cientos de investigadores de todo el mundo".

Con todo, los científicos continúan en la actualidad trabajando para entender cómo los humanos metabolizan los polifenoles del vino y cómo interactúan estos compuestos en el organismo una vez ingeridos.

"Hemos descubierto a los primos del resveratrol", declaró Saucier, "confiamos que los antioxidantes que se encuentran en estos estilbenoides puedan prevenir enfermedades crónicas en los seres humanos, cómo las enfermedades cardiovasculares, el Alzheimer y el cáncer. Esta es nuestra esperanza" concluyó.

¿Te gustó el artículo? Compartir

Comenta