Donald Trump compra en subasta de embargo una bodega por 6 millones valorada en 70

Redacción

Sábado 09 de Abril de 2011

Leído › 3523 Veces

El millonario norteamericano adquiere la bodega con mejores instalaciones de Virginia y espera completar la compra con 121 hectáreas de viñedos

El millonario norteamericano adquiere la bodega con mejores instalaciones de Virginia y espera completar la compra con 121 hectáreas de viñedos

Patricia Kluge
Patricia Kluge

La enóloga millonaria Patricia Kluge había construido en Virginia en 1985, junto con su entonces marido, el difunto John Kluge -un magnate de las comunicaciones, que en su tiempo fue denominado como el hombre más rico de América-, la mansión conocida como "Albemarle House".

Sin embargo, tras un acuerdo de divorcio millonario, Patricia -una mujer con un pasado humilde-, que había sido la cara de la bodega desde sus inicios, cometió muchos excesos -según algunos observadores- al crear una moderna planta y contratar enólogos y consultores; una campaña que sólo pretendía llamar la atención.

Albermarle House, disponía de una gran residencia de 2.000 metros cuadrados, con 45 habitaciones, piscina, amplios jardines, un establo de caballos y, desde luego, hectáreas de viñedos y una moderna bodega.

Debido a las deudas contraídas por los actuales propietarios de la mansión, Patricia Kluge y su actual pareja, William Moses, un ex ejecutivo de IBM, que debían pagar la cantidad de 35 millones de dólares por préstamos otorgados entre 2007 y 2009, la totalidad de la finca fue embargada por un banco de Virginia en octubre del año pasado.

El banco intentó inicialmente sin éxito vender las propiedades en varias subastas a precio de mercado. Hasta que en febrero de este año logró vender la casa, valorada inicialmente en 100 millones de dólares, por 15,3 millones de dólares.

Seguidamente el banco empezó a vender las botellas de vino que tenía la bodega y, pese a que la marca de vino tiene buena crítica en el sector, muchos compradores se estaban haciendo por 12 dólares con botellas que valían 45.

Sin embargo, el golpe maestro estaba por llegar y lo hizo de la mano de uno de los hombres de negocios más conocidos a nivel mundial, Donald Trump.

La edificación de la bodega, el vino sin embotellar y sus modernas instalaciones, valoradas en 70 millones de dólares, fueron adquiridas este jueves por el millonario norteamericano tras realizar una exitosa oferta de 6,2 millones de dólares.

Si bien la mercancía existente, el vino embotellado, continúa vendiéndose en subasta, Trump adquiere con esta operación lo que es tal vez una de las mejores bodegas de Virginia y una inmensa cantidad de vino en depósito sin embotellar que con el tiempo podría comercializarse con su nombre. Además, la compra de Trump incluye las marcas y etiquetas de la bodega.

Un representante de Trump comunicó a los periodistas que el multimillonario planea continuar con la elaboración de vino en la instalación, que produce más de 360.000 botellas al año. "La marca 'Trump' es muy valiosa. Significa lujo y calidad. Y ahí es donde radica el interés", explicó Jason Greenblatt, que representó a Trump en la subasta.

Patricia Kluge y William Moses, ex propietarios, comentaron a diversos medios locales que están interesados en hablar con Trump para participar en el futuro de la bodega. Ambos se manifiestan contentos de que Trump quiera incluir la bodega en sus negocios.

Las 121 hectáreas de viñedos, pertenecientes a la bodega "kluge estate winery & vineyard", se venderá en una subasta adicional programada para el próximo viernes, para lo que el equipo de Trump espera completar la compra. De este modo el asesor Greenblatt, sin esconder el interés de la operación explicaba a los medios que "los viñedos son la parte más importante", debido a que "el equipo y las instalaciones se pueden conseguir en cualquier otro lugar".

Trump, aunque entusiasmado sobre las perspectivas de funcionamiento de la bodega, hizo hincapié en que los terrenos y los inmuebles fueron lo que realmente le atrajeron de la operación. "Estoy muy interesado en el sector inmobiliario, no tanto en el vino", declaró este jueves el millonario americano.

¿Te gustó el artículo? Compartir

Comenta