Científicos australianos descubren el poder de la semilla de uva en la lucha contra el cáncer

Adelaida

Jueves 22 de Mayo de 2014

Compártelo

Leído › 8908 veces

Investigadores australianos han descubierto que el extracto de semilla de uva puede ayudar a luchar contra el cáncer de colon y los efectos secundarios de la quimioterapia

La mucositis, un efecto adverso consecuencia del tratamiento del cáncer, es una inflamación y ulceración en el tracto gastrointestinal. Esta afección puede obligar a los médicos a administrar a los pacientes dosis menores de las ideales en radio y quimioterapia.

Sin embargo, una investigación de la Universidad de Adelaide (Australia) sugiere que el extracto de semilla de uva, rica en polifenoles como el resveratrol, puede reducir la mucositis en pacientes con cáncer y al mismo tiempo combatir ciertos tipos de cáncer, como el de colon, y otra serie de enfermedades intestinales.

Los investigadores utilizaron un subproducto común disponible en el mercado procedente de la elaboración del vino, obtenido a partir del extracto de pieles y semillas de uva. Los taninos extraídos de la semilla de uva se secaron por congelación y se molieron en polvo. Este extracto fue el que se uso posteriormente en estudios de laboratorio.

Para este estudio, publicado recientemente en la prestigiosa revista PLOS One, los científicos dividieron una muestra de 64 ratas hembras en ocho grupos e indujeron mucositis en algunas de ellas, además de la administración de varias dosis de extracto de semilla de uva. Las ratas con mucositis que recibieron extracto mostraron reducciones en el daño intestinal y la inflamación.

Por otro lado, el estudio observó que el extracto se dirige exclusivamente a las células cancerosas. "A diferencia de la quimioterapia que actúa indiscriminadamente, las pepitas de uva parecen actuar de forma selectiva sólo sobre las células cancerosas y dejar las células sanas casi no afectado", explica en una declaración la autora del estudio, la Dra. Amy Cheah, de la Escuela de Agricultura Food&Wine de esta universidad australiana. "Nuestra investigación también mostró que, en los estudios de laboratorio con semillas de uva tomadas por vía oral redujeron significativamente la inflamación y daños a los tejidos causado por la quimioterapia en el intestino delgado, y no produce efectos nocivos sobre las células no cancerosas. A diferencia de la quimioterapia, la semilla de la uva parece actuar de forma selectiva sobre las células cancerosas y dejar las células sanas no afectadas".

El Co-autor y director del proyecto, el profesor Gordon Howarth declaró en PLOS One: "La semilla de uva está mostrando un gran potencial como tratamiento antiinflamatorio para una serie de enfermedades intestinales y ahora como posible tratamiento contra el cáncer. Estos primeros resultados contra el cáncer son de cultivo celular. El siguiente paso será investigar más ampliamente".

El Dr. Fellow también co-autor e investigador principal junto a la Dra. Sue Bastian, profesora titular de Enología, explica en la publicación: "Estos hallazgos podrían dar un gran impulso a la industria de la uva de vinificación, ya que el valor añadido se aplica esencialmente a un subproducto del proceso de elaboración del vino".

El estudio determina que la eficacia de estos resultados se incrementan en base a la dosis; no obstante se realizarán más investigaciones para examina si existe un límite superior en la dosis conveniente.

Los autores del estudio sugirieron que otro paso futuro será probar la eficacia y la seguridad en humanos de procianidinas purificadas (taninos) que se encuentran en abundancia en el extracto de semilla de uva para contribuir a la salud humana por su capacidad anti-inflamatoria.

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 8908 veces

Comenta