121.763 Seguidores !

FUSIÓN 5. UN PROYECTO QUE COMPARTE ARTE Y VINO

Autor

DOP Pla i Llevant

DOP Pla i Llevant

4 de Diciembre de 2018

Leído › 552 veces

Fusió 5, es un proyecto diseñado por Toni Gelabert (Vins Toni Gelabert, DOP Pla i Llevant de Mallorca), bodeguero de alta sensibilidad cultural. En este proyecto ha combinado imaginación e innovación para logar un resultado espectacular de fusión entre pintura y vino. Muchas veces el arte ha acompañado a las etiquetas de vino y otras muchas el vino aparece en obras de arte, pero pocas veces se ha visto que formen parte de la misma obra. Para lograrlo el bodeguero unió las voluntades de un viticultor, dos pintores, y un grupo de entusiastas para llevar a cabo el proyecto.

Los autores. De izquierda a derecha: Guillem Nadal, Toni Gelabert, Joaquim Monserrat, Albert Pinya, Pere Pascual y Frederic Pinya.

En primer lugar contó con un prestigioso viticultor de la comarca: Joaquim Monserrat, quien cultivó las mejores variedades francesas (cabernet sauvignon, merlot y syrah) y las mejores autóctonas (callet y manto negro). Con ellas, Toni Gelabert elaboró el vino de la añada 2016. El mosto fermentó en depósitos de acero y pasó posteriormente doce meses en barricas nuevas de roble francés, al cabo de los cuales descansó en botella hasta el momento de la presentación pública de Fusió 5. El vino reúne lo mejor del terroir mallorquín. Un vino suave, con integración perfecta de sus componentes, aromático, conserva el sabor a fruta y con larga permanencia en la boca. Responde plenamente a las expectativas de este proyecto tan mimado por sus autores

Paralelamente a la maduración del vino los pintores desarrollaron su proyecto creativo, Guillem Nadal i Albert Pinya iban realizando su obra a cuatro manos, quizá de resultado incierto al ser artistas de estilo muy diferente, no obstante el resultado fue óptimo. La radicalidad de Nadal, su trazo enérgico, su compromiso con los materiales que usa, con las ideas que expone contrastan con la aparente, solo aparente, ligereza de las obras de Pinya, siempre llenas de contenido crítico y simbólico, las despoja de elementos superfluos para incidir directamente en el mensaje.

La obra de Guillem Nadal

La obra conjunta de Guillem Nadal i Albert Pinya.

Posteriormente llegó la integración de vino y obra cuando la pintura de los artistas fue dividida en cuatrocientos fragmentos que son la etiqueta de las botellas, perfectamente numerados para que el poseedor de cada cada una de ellas la pueda situar en el conjunto de la obra. De este modo se culminó la fusión ideada en el proyecto. Un vino y una pintura se entrelazaban para convertirse en cuatrocientas obras de arte en las que cada afortunado poseedor de cada botella podrá recrear a su modo y visión su propia percepción de la obra.

400 fragmentos

Una muestra de las botelles ya etiquetadas

 

Un artículo de DOP Pla i Llevant
Crea tu post!

Comenta