115.290 Seguidores !

El Cava antiguo de forma artesanal

Autor

Iberowine Gourmet

Iberowine Gourmet

14 de Marzo de 2018

Leído › 1172 veces

La noble familia Vilarnau se asentó en el siglo  XII en esta privilegiada tierra del Penedés. El nombre del cava de  VILARNAU,  es el resultado etimológico de Vila Arnau, es decir, la "casa de campo o Domus" de los Arnau, que se encontraba en la demarcación señorial del término del Castillo de Subirats y donde ya en el siglo XII se cultivaban viñas.

Historia del Cava Vilarnau

Albert de Vilarnau, nombre que recibe actualmente el cava más exclusivo de la marca, fue un personaje muy singular que hizo crecer el poder de la familia e incluso en el siglo  XIV fue uno de los mecenas de la iglesia de Santa María de Vilarnau.

El primer cava con etiqueta Vilarnau nace en 1949, cuando la familia propietaria comienza a comercializar el cava que desde antaño producían los viñedos plantados en la finca "Can Petit i Les Planes de Vilarnau". Desde entonces, este histórico espumoso  ha estado asociado a un cava de noble personalidad, elaborado bajo exigentes estándares de calidad y que cuida al máximo el detalle.

En 1982, pasó a formar parte de la familia de bodegas de González Byass. La nueva bodega se ubicó justo en el centro de la finca y su inauguración tuvo lugar en octubre del 2005. El diseño de la moderna bodega es del arquitecto Luis González. En ella, predominan las líneas rectas y destaca la perfecta adaptación al hermoso entorno mediterráneo a través de abundantes cristaleras. Tres son los principales elementos integradores del paisaje: el agua, que bordea todo el edificio y que proviene de agua de lluvia, el vidrio de las cristaleras y la madera de roble de los muros exteriores. El interior ha sido en gran parte diseñado por el reconocido artista Antonio Miró, quien ha creado una atmósfera cálida y acogedora.

LA PRIORIDAD SE LLAMA CALIDAD

Cada año, el equipo de enólogos de esta bodega se esfuerza en mejorar, cada vez más, la calidad de los cavas. Las modernas instalaciones de la misma, la constante introducción de métodos de mejora en elaboración y crianza y el abastecimiento de uva con viñedo propio y con viticultores de la zona con una larga relación, aseguran la calidad de del cava que guardan sus botellas.

El diseño de su envoltorio, como del cristal es el fiel reflejo de lo que se desea transmitir al consumidor que es el espíritu de que siempre ha mantenido los "Vilarnau"  basado en la elegancia, la innovación, pero sin renunciar a la tradición y a su origen.

LA VIÑA

La finca "Can Petit i les Planes de Vilarnau", de 20 hectáreas, se encuentra en un  enclave privilegiado en el corazón de la región del cava. Desde la finca se disfruta de unas magníficas vistas a las montañas de Montserrat, las mismas que protegen al viñedo de los vientos fríos del Pirineo. Hacia el sur el viñedo está flanqueado por la Serralada Litoral, y hacia el este se muestra abierto al mar Mediterráneo, a sólo 30 kilómetros de distancia. En este precioso paraje, situado a 250 metros sobre el nivel del mar, se cultiva la vid de manera excelente.

Estas 20 hectáreas de viñedos son cuidadas con mucho con mimo. Junto al Chardonnay y al Pinot Noir, bases para la elaboración de sus cavas, tienen plantaciones de Macabeo y Xarel.lo.

Todas estas variedades están plantadas en la mejor orientación para recibir las horas de insolación necesarias y la mejor ventilación gracias a las suaves brisas del Mediterráneo, que nos garantizan una óptima maduración del fruto en cada vendimia.

Los suelos de la finca "Can Petit i les Planes de Vilarnau" son de origen aluvial, formado por estratos de limos y arcillas.

La vendimia, íntegramente nocturna, comienza a mediados de agosto y finaliza en los últimos días de septiembre.

EL ESPÍRITU VILARNAU

Hasta hace muy poco, el consumo de este cava ha estado restringido a unos cuantos privilegiados que lo conocían. Hoy, Vilarnau cruza fronteras con la intención de dar a conocer su noble historia y sus excelentes cavas. Una situación privilegiada, un entorno excepcional, una cuidada elaboración, un riguroso respeto con el medio ambiente y un equipo humano entusiasmado cada día con su trabajo, esto es Vilarnau, este es nuestro espíritu y es lo que queremos transmitir en cada botella.

SOSTENIBILIDAD

En Vilarnau queremos elaborar el mejor cava con el menor impacto ecológico posible para nuestro planeta. Nosotros vivimos de la tierra y por eso está en nuestro ADN cuidarla y mimarla al máximo. Cuanto mejor tratemos la tierra y nuestro entorno, mejores frutos obtendremos de nuestras viñas y mejor cava podremos elaborar.
Somos una bodega pionera en el cálculo de la huella de carbono tanto en el ámbito organizativo como en ámbito del producto con el fin de reducir las emisiones de CO2, y para ello llevamos a cabo varias acciones:

MONITORIZACIÓN DE CONSUMO ENERGÉTICO

Monitorizando cada fase del proceso podemos conocer el impacto ecológico real mes a mes, y podemos tomar las medidas necesarias para reducir al máximo las emisiones e identificar qué puntos podemos mejorar.
Por ejemplo, con la puesta en marcha de la caldera de biomasa hemos conseguido reducir el uso de combustibles fósiles aprovechando los restos de la poda y la materia orgánica de los bosques de la zona.

GESTIÓN DEL AGUA
Vilarnau se encuentra rodeada por un lago de acumulación de agua, que nos sirve para el riego de los jardines de la bodega y de los viñedos en caso de que sea necesario. El agua proviene de la lluvia, que se recoge en los 3.500 m2 de cubierta de la bodega, y de la depuradora, por lo que reutilizamos toda el agua que empleamos durante el proceso de elaboración de los cavas

REDUCCIÓN DE RESIDUOS
Además de separar, reutilizar y reciclar los residuos que generamos, llevamos a cabo una selección de proveedores de acuerdo a los envases y embalajes que utilizan.
Por otro lado, estamos creando un área de compostaje para poder reciclar los residuos orgánicos que se generan en la cava cotidianamente.

VITICULTURA SOSTENIBLE


Vilarnau goza del Certificado de Viticultura Ecológica del Consell Catalá de Producció Agrária Ecológica, lo que implica que hemos reducido los tratamientos químicos y fitosanitarios en un 50%. Por otro lado, no utilizamos herbicidas, aplicamos la confusión sexual por feromonas para evitar las plagas y utilizamos compost orgánico sólo en las áreas que es necesario.

Esta tradición de calidad hace que los cavas de Vilarnau mantengan la homogeneidad añada tras añada. Cada variedad se ha utilizado para obtener el mejor cava según su tipo de elaboración. Dándole a su vez un toque de  suavidad y sofisticación. Además, en las variedades que se añade licor de expedición se trabaja para conseguir que el licor sea lo más neutro posible para no enmascarar el sabor del cava original. Esto hace que los cavas esta marca tengan una alegre complejidad que les da elegancia, frescura, frutalidad y genuinidad.

Al ser cavas de larga crianza, la burbuja es mucho más fina y sube lentamente, consiguiendo una corona que persiste. Los cavas con esta filosófica consiguen un perfecto equilibrio entre aromas primarios –propios de la uva-, secundarios -derivados de la fermentación de la fruta- y terciarios –de la crianza.

SUBIRAT PARENT RESERVA BRUT

Elaborado con uva cien por cien  Subirat Parent, con una crianza de más de  de 15 meses en botella.

En nariz desprende unos aromas a pétalos de rosas, y la fruta, como el lichi o la fruta de la pasión. En boca, da la sensación de frescura

Es recomendable tomarlo entre 6 - 8º C, debido que es muy aromático,  es ideal para acompañar todo tipo de platos que lleven fruta como ensaladas, fruta fresca (piña, fresas, kiwi) o sorbetes de frutas ácidas (mandarina, mango...)

BRUT RESERVA

Este cava está elaborado con 50% Macabeo;35% Parellada y 15% Xarel·lo, es un crianza de más de 15 meses en botella. Desprende en su descorche  gran potencial aromático en nariz y nos ofrece los aromas primarios de la uva. Cuando catamos el Vilarnau Brut Reserva, me trae recuerdos  a vendimia reciente que proviene de la uva, en este caso de las variedades Macabeo, Xarel·lo y Parellada

BRUT RESERVA ROSÉ DELICAT ECOLOGICO

Se trata de un espumoso muy especial fermentado con  85% Garnacha 15%y  Pinot Noir.

Es un cava rosado pálido, muy intenso y con una gran complejidad aromática. En nariz, nos ofrece los aromas primarios característicos de un delicado cava rosado. Nos muestra la sutileza de las violetas y las rosas en combinación con frutos rojos maduros: fresas, frambuesas y arándanos. En boca es suave, muy cremoso, fresco y elegante.

BRUT NATURE VINTAGE RESERVA 

Este cava lleva en su interior 50% Macabeo, 35% Parellada  y 15% Chardonnay. Tiene más de 24 meses en botella.

Este cava ofrece un equilibrio entre los tres tipos de aromas que podemos encontrar en un espumoso. En primer lugar, los aromas primarios que provienen de la uva y que nos recuerdan las notas frutales y florales. En segundo lugar, los aromas secundarios que provienen de la segunda fermentación en el interior de la botella, que nos evocan a la panificación y a la bollería.
Y, finalmente, los aromas terciaros que provienen de la crianza del cava, que nos recuerdan a tostados, frutos secos y mieles.

GRAN RESERVA VINTAGE

Es el buque insignia de esta bodega , elaborado con 35% Macabeo,30% Parellada 30% Chardonnay y un 5% Pinot Noir

Con más de 36 meses en botella, nos ofrece unos aromas terciarios que se obtienen con una crianza prolongada. Gracias a la autolisis, la levadura se desintegra y aporta todas sus características, aromas y propiedades durante los 36 meses de crianza. Pero también mantiene su identidad basado en los aromas primaros de las uvas de las que procede, ya que un este  GRAN RESERVA con sólo aromas terciaros carecería de la  viveza y la alegría que ofrece en copa.

Escrito por Angel Marques de Avila, periodista gastronomico

 

Un artículo de Iberowine Gourmet
Crea tu post!

Comenta