121.763 Seguidores !

Como crear una cata de vino en tu casa en tan sólo 5 pasos, siendo un Experto-anfitrión

Autor

Mi corazón en el mundo del Vino

Mi corazón en el mundo del Vino

7 de Marzo de 2018

Leído › 3901 veces

 

¿Te gustaria vivir catas de vino en tu casa? Reunir amigos, compartir, aprender, ¿pero principalmente tener una experiecia donde la pases genial?.

Las catas de vino que se hacen en lugares como restaurantes, enotecas, vinotecas, muchas veces suelen ser impersonales. La persona especialista que las dirige, normalmente un Sommelier que expresa su enorme conocimiento.

Entonces, me pregunto ¿qué pasa con las personas que asisten y no son expertos, pero tienen toda la intención de aprender?

¿Realmente pueden opinar, pueden expresar su sentir al haber probado los vinos?

¿O tal vez sea mejor quedarse callado?

Es dificil decir algo, si ni siquiera saber ese lenguaje técnico con el que regularmente se comunican. 

Ahora te pregunto, ¿te gusta probar vinos, pero también te gusta hacerlo de forma más amena, relajada y divertida, a tu estilo?

Sin tener que preparar tu ropa de gala y tu mejor vocabulario de cata, para realmente sentirte aceptado y disfrutar de unos vinos. 

Aquí te presento los 5 pasos para hacer catas de vino en tu casa o llamémosle fiestas de vino.

Las crearemos con los vinos que tu deseas conocer, con los amigos que quieres invitar, hablando un lenguaje normal y vistiendo una ropa casual.

 Comencemos por aquí.

El recuerdo de una buena botella de vino difícilmente se centra alrededor sólo del vino. Con más frecuencia nosotros recordamos otros detalles, como con quién estábamos, donde estábamos, y cómo era el ambiente o la celebración.

De ahí que, para ser un anfitrión de una cata de vino se reúnen otras habilidades (a veces más importantes) que sólo ser un experto en vino.

Sin embargo, siguiendo algunos lineamientos podrás crear para tu familia y amigos una excelente experiencia de cata de vino, que recordarán siempre gratamente.

 Y si te gusta vivir momentos inolvidables alrededor del vino, aquí te comparto algunas opciones más.

 Vamos a ello querido wine-lover.

 1. Asegurate que tienes los conocimientos básicos.

Sabemos que la actitud de pasarla bien y compartir la tenemos.

Sin embargo, debo decirte que antes de empezar a servir vino y ser un anfitrión de catas, es necesario que tengamos clara alguna información básica de vino.

-Qué es vino.

-Qué tipos de vino existen y sus elaboración básica.

-Saber y diferenciar  los componentes básicos de vino, acidez, taninos, azúcar, alcohol.

-Los pasos de la cata. Observar, oler, probar (gusto y retrogusto) y como siempre lo digo también sentir.

-Cómo leer una etiqueta. Saber descifrarla ya que ésta es siempre una pieza vital de información para poder compartir con tus invitados.

 2. Decide qué tema de cata quieres ofrecer.

Existen tantos vinos y tantos productores en este mundo, que hay muchas opciones al pensar en catar. Sólo debemos ser creativos y elegir. Recuerda el principal objetivo es pasar una magnifica tarde y descubrir nuevos vinos.

-Variedades de uva. Puedes centrarte en catar vinos de una sola variedad de uva, por ejemplo un buen comienzo sería si eliges vinos blancos. Sauvignon blanc de Argentina, de California, Nueva Zelanda, Francia. Sus aromas y sabores serán totalmente diferentes y tus invitados tendrán mucho que hablar con estas diferencias.

-Zonas vinícolas. Por ejemplo puedes enfocarte en catar vinos solo de Mendoza Argentina, o Rioja, España. Existen cantidad de productores en la misma región que utilizan las mismas uvas, la mayoría de las veces las permitidas en la denominación de origen. Te darás cuenta que los estilos de vino son muy diferentes.

-Verticales. Una cata vertical suele ser un reto para el anfitrión. Sin embargo si la ejecutamos bien puede ser una de las experiencias de más aprendizaje y valor que podemos vivir alrededor del vino. Una cata vertical involucra diferentes añadas de un específico vino. Cuando hagas este tipo de cata, es recomendable ir desde el vino más joven hasta la añada más antigua, por ejemplo. 2012, 2008, 2006.

-Horizontales. Las catas horizontales normalmente se hacen catando vinos de un mismo año o cosecha y te recomiendo elegir la misma región, para que podamos diferenciar como los productores en el mismo año con las mismas condiciones de clima,  los vinos tendran sus discrepancias. Por ejemplo un Cabernet Sauvignon de 2010 de Napa Valley, con otros vinos tambien de 2010 de la misma uva en esa misma región.

-Vinos de diferentes precios. ¿Recuerdas esa frase de ”el mejor vino no es el más caro”? Este es el momento de comprobarlo con una cata por precios. No vas a decirle a tus invitados los precios hasta el final. Elige vinos de entre 10 y 50 dlls y noten cuáles son los que más les gustaron. Siempre se encuentran sorpresas en este tipo de catas.

 3. Comprando para tu cata de vino

Ya que hemos elegido el tipo de cata que ofreceremos, nos toca hacer trabajo de campo e investigar un poco de los vinos que queremos comprar. Para esto te aconsejo tomar en cuenta:

-El presupuesto que tenemos. Cuánto queremos gastar.

-Decidir si compraremos en tienda de vino o supermercado. Siendo mejor elegir una tienda de vino (vinoteca, enoteca, boutique),  pues el cuidado de los vinos y la asesoría siempre será más completa.

4. No olvides tener listas todas tus herramientas y accesorios.

Prepárate desde días antes para tener algunos accesorios que serán necesarios el día del evento como:

-Manteles de cata (con un espacio para que tus invitados hagan sus anotaciones).

-Un poster de los aromas y sabores que presenta el vino (con éste ellos tendrán de donde guiarse).

-Copas suficientes (si van a catar 3 vinos que sean 3 copas por persona).

-Destapacorchos.

-Si tienes algunos libros de vino, sería ideal que también estuvieran.

-Servilletas.

-Botellas de agua.

-Algunas galletas o crackers de sabores neutros para limpiar la boca entre vinos.

-Nunca está de más tener preparada una buena música de fondo, tal vez algunas velas o decoración. Esto es algo personal. Desata tu creatividad.

 5. El día de cata. Sirviendo el vino.

Para la parte más divertida, tu actitud y ganas deben ser el principal ingrediente.

Además tener en cuenta lo siguiente:

-La temperatura de los vinos, una de las partes más importantes en el servicio, la temperatura adecuada influye notablemente en el sabor del vino.

-Si vas a servir algunos tintos que necesitan airearse, tener el decantador preparado.

-Las cantidades al servir. Una botella de vino debe ser suficiente entre 8 y 12 invitados.

-El orden en que se servirán los vinos. Recuerda comenzar desde los ligeros, seguidos de los medios y finalmente lo más robustos.

-Alguna información corta o curiosa de las botellas de vino, muchas personas lo aprecian. (Lo puedes poner directamente en tu mantel de cata).

-Después de catar los vinos, hagan todas sus anotaciones de las impresiones de cada uno de ellos. Siempre servirán para elegir algún vino y para enriquecer otras catas futuras.

 Espero te haya gustado y ya estés planeando crear un momento maravilloso de cata con tus amigos. Felices Vinos!

Un artículo de Mi corazón en el mundo del Vino
Crea tu post!

Comenta