120.889 Seguidores !

Cómo emparejar el vino con cada tipo de comida

Autor

Iberowine Gourmet

Iberowine Gourmet

11 de Enero de 2018

Leído › 3024 veces

Hoy vamos a explicar cómo emparejar el vino con cada tipo de comida. Hace unos meses explicábamos parte de este contenido, y que ahora queremos ampliar. Recordamos lo que dijimos en su día:

Se trata de que aquellos que menos conocen el mundo del vino, pero les gusta poder organizar comidas o cenas con amigos, o simplemente estén en una comida y deben de elegir un vino. Conozcan las pautas generales, y tengan una guía de emparejamiento de alimentos y vinos.

Por Tipo de Vino

-El vino generoso (Jerez, Oporto, etc): se toma como aperitivo antes de la comida.

-Vinos tintos jóvenes: acompañan muy bien las carnes de ternera, cordero y ave. La pasta, las verduras y la paella.

-Vino tintos Crianzas y Reservas: para acompañar los guisos, los estafados de buey, y las carnes de caza.

-Los Vinos blancos: suelen tomarse con pescados y mariscos. El jamón y las sopas. Se pueden tomar con carnes blancas y ligeras como el pollo o el pavo. También los podemos tomar con los quesos (preferentemente azules)

-Los rosados: se pueden tomar como entrada antes de comer, y en el tapeo. De igual forma puede tomarse con las comidas orientales, y las ensaladas.

-El cava y champan: en cualquier tipo de comida y durante toda ella, sin diferenciar el tipo de comida.

-Vino dulce: se toman siempre en el postre.

Pero no debemos de olvidar que el emparejamiento de alimentos y vinos, no siempre se respeta, ya que para los gustos se inventaron los colores, y existen personas amantes de un determinado vino, que siempre quieren acompañar la comida con ese determinado vino, sea del tipo que sea.

Consideraciones Iniciales

Vamos a dar unas consideraciones una vez que hemos hablado de la guía de emparejamiento de alimentos y vinos, que también deben de tenerse en cuenta.

a.-Respetar el orden de los vinos en la comida: entrante, 1º plato, 2º plato,etc...

b.-Deberemos de conocer la composición de la comida (suave o fuerte), para elegir el tipo de vino.

c.-Nunca tomar más de cuatro tipos de vino diferentes en la misma comida

d.-Evitar tomar vino con alimentos como el: ajo, vinagre, alcachofas, espárragos ahumados, chocolate, por qué matan el sabor del vino.

Época del año

Las diferentes épocas de un año también influyen en el, consumo de un tipo de vino u otro.

Parece que en los meses de frio y de menor temperatura apetece mas un vino fuerte con la comida que uno suave.

En estos casos siempre optamos por un vino tinto, debido a que las comidas de invierno son mas fuertes y más condimentadas que la comida de verano.

El vino tinto como decíamos anteriormente combina muy bien con los asados, guisos y carnes en general y estas comidas por lo general, sobre todo los guisos los tomamos en otoño o invierno.

Por tanto, en invierno si tenemos que elegir un vino para la comida podemos seguir la guía mostrada al inicio de este articulo para conocer que vino tinto elegir.

Por el contrario, si nos encontramos en unos meses de buena temperatura y de calor, los vinos blancos acompañan mejor nuestras comidas.

Esto es debido a que con el calor apetece mas tomar comidas ligeras que comidas pesadas, y el vino blanco para estos casos es ideal. Esto es debido a que la acidez del vino blanco es menor que en los vinos tintos, y por tanto la comida no se hace tan pesada.

Novedades

Posiblemente alguno podrá decir que estas teorías son historia pasada y no deja de llevar razón.

Debido a los enormes adelantos que se han producido en la elaboración del vino y las nuevas técnicas del mismo, hoy día se pueden obtener vinos blancos con una determinada acidez, o bien vinos blancos con crianza.

Ello, conlleva que vinos blancos con cierta acidez se puedan tomar perfectamente con carnes, además de con pescados, mariscos y arroces.

Se recomienda que en estos casos el vino blanco seleccionado sea de una cierta calidad, porque los vinos blancos de crianza, aportan volumen al vino.

Por la misma razón, hoy día tenemos vinos tintos que acompañan perfectamente a los pescados.

Es el caso de vinos tintos jóvenes y afrutados, que se pueden tomar con pescado azul. Y vino tinto de reserva que se acompañan de forma espontánea con pescados más fuertes como el besugo.

En el caso de los vinos dulces, también han sufrido transformación en el tiempo, y así se pueden ver vinos dulces en los aperitivos y en los tapeos, y sobre todo tomándolo con quesos.

Aperitivos:vinos blancos, rosados y vinos fino de jerez

Entradas y Ensaladas:Utilizaremos vinos blancos

Mariscos:vinos blancos, pero dependiendo del tipo de marisco, unos vinos mejor que otros.

Gambas, camarones, quisquillas y cigalas.: vinos albariños y blancos elaborados con uvas SauvignonCentollas, Necoras y buey : blancos chardonnay, albariños y ribeiro.Almejas y Ostras: ribeiros y vinos blancos jóvenes.Percebes y erizos: blancos de uva godello. También los vinos fino de Jerez.

Sopas: se puede distinguir

Frías: vinos blancos jóvenes, y vinos amontillados.Calientes: vino tinto jovenDe pescado o marisco: vinos blancosDe carne: vinos tintos jóvenes.: vinos tintos jóvenesConsomés: vinos blancos de Jerez.

Para las cremas se puede utilizar tanto vino blanco como vino tinto joven.

Arroces y Pasta: vinos rosados y vinos tintos jóvenes

Verduras: vino tinto joven y de crianza

Pescados: tanto vinos tintos jóvenes como vinos blancos. Preferiblemente vinos blancos, pero para los pescados azules se puede utilizar el vino tonto joven.

Carnes: vinos tintos en general

- Guisos y carnes rojas: vinos tintos con crianza

- carnes blancas: vinos tinto jóvenes o con poca crianza.

- Pollo y Pavo: vinos rosados, blancos con crianza y vinos tintos jóvenes.

- Fiambres: vinos tintos jóvenes y vinos rosados de uva merlot.

- Carne de caza: vinos tinto con cuerpo(crianza y reservas)

Otras ComidasPicantes: vinos tintos aromáticos y vinos rosadosCon especies: vinos rosados elaborados con uva cabernet.Agridulces(China): vinos rosados y algunos tintos jóvenes sobre todo los aromáticos.

Quesos:deberemos de distinguir entre

Iberowine

Queso Fresco.: vinos blancos aromáticosTierno y semi curado.: vinos blancosCurado: Vinos blancos con crianza o vinos tintos con cuerpo.Queso azul: vinos tintos

En general los quesos emparejan bien con los vinos blancos, pero si se escoge un vino tinto es recomendable que sea un vino elaborado con uva Pinot Noir.

En el emparejamiento de los vinos y los quesos, es normal que este se produzca entre productos de la misma zona, esto es vino de Rioja con quesos de Rioja. Ello es debido a que el clima de la zona influye en ello, pero sobre todo el tipo de zona y la cultura de las personas de esa zona.

Fruta:  Vinos dulces como el vino de moscatel y las mistelas en general.

Postes y Dulces/Pasteles: vino dulce de uva moscatelTartas: vinos dulces y vinos de Jerez.

Después de la comida

Para aquellos que le guste saborear un vino después de la comida en lugar de un licor, lo mejor son los vinos dulces como el vino de Oporto.

Vino para guisarEl vino es un complemento ideal para cocinar platos. ¿Pero que vino poner en cada tipo de comida?

No resulta fácil la elección de un vino para cocinar, cuando la recta del ese plato no lo especifica.

Por lo general solemos poner el primero que tenemos a mano, y muchas veces caemos en el error de poner un vino muy barato pensando que no vamos a estropear un vino bueno en el guiso de un plato. Eso es un grave error.

Consideraciones para guisar platos con vino.:

1.- No cocines un plato con un vino que no te tomarías una copa de ese vino. Si el vino no tiene un mínimo de calidad el plato puede salir horrible por que en lugar de potenciar el sabor de lo que estas cocinando puede empeorarlo.

2.-El tipo de cocinado. Cuanto mas tiempo este el vino en contacto con los alimentos que estamos cocinando, mayor será el sabor que se integra, y su aroma.

3.- El tipo de vino

Los vinos tintos: añaden densidad y color a la comida. Así para los guisos usaremos un vino tinto joven, mientras que para las carnes rojas usaremos un vino con cuerpo y con un poco de crianza.

Pero si lo que queremos cocinar son carnes a la parrilla, usaremos un vino dulce de Jerez para contrarrestar la sequedad de la parrilla.

Los vinos blancos: por su grado de acidez se usa para cocinar salsas que van a acompañar al pescado o al marisco. En el caso del marisco es preferible usar un vino blanco seco para elaborar la salsa que acompañara ala marisco.Los vinos dulces: se usan en la cocina para elaborar salsas dulces que van a acompañar al foie o a carnes de caza.

Recordar a la hora de cocinar que todo vino lleva alcohol, y este permanece en la comida por mas que estemos en el fuego cocinando.

Según estudios realizados después de una hora cocinando un plato con vino el porcentaje de alcohol que queda en el plato es del 25%.

Conclusiones

El emparejamiento de alimentos y vino depende en gran medida, del tipo de comida, y de la característica de las misma.

De igual forma deberemos de evitar mezclar con el vino una serie de alimentos que matan el sabor del mismo.

No obstante, la innovación y los gustos personales de cada uno también juegan un papel importante a la hora de elegir el emparejamiento de cada vino con cada comida, y eso es algo que nunca puede faltar.

Esperamos que, con las explicaciones dadas, os sea más fácil realizar un emparejamiento de alimentos y vino, la próxima vez.

Iberowine

Un artículo de Iberowine Gourmet
Crea tu post!

Comenta