TRAS LA HELADA, SELECCIÓN AL EXTREMO

Autor

Familia Luis Cañas

Familia Luis Cañas

13 de Septiembre de 2017

Leído › 872 veces

La obsesión del bodeguero Juan Luis Cañas por conseguir las mejores uvas para sus vinos no ha cesado nunca, y este año, como consecuencia del tiempo, las vendimias en Bodegas Luis Cañas van a convertirse en un traje de alta costura.

Las inclemencias climatológicas experimentadas este año 2017, y en especial las bajas temperaturas registradas de forma generalizada en el mes de abril en toda Europa provocaron cuantiosos daños en los viñedos. Rioja Alavesa no fue una excepción, y la noche del 28 de abril de 2017 este acusado descenso en las temperaturas provocó que una parte importante del viñedo se helase.

Dichas heladas se registraron de forma desigual, afectando de forma diferente a parcelas e incluso a cepas, algunas de las cuales tenían brotes helados y otros no. Como consecuencia de esta situación, y a puertas de comenzar la recolección de la cosecha, hay cepas que ahora cuentan con racimos que superaron la helada y con otros posteriores que surgieron tras la helada. Por ese motivo, en una misma planta coexisten racimos con una diferencia de maduración de 15 a 20 días en cata, aunque en el momento de la vendimia visualmente no se aprecie diferencia alguna.

La Familia Luis Cañas, en su afán por seguir manteniendo la calidad de sus vinos y la confianza de sus consumidores han elevado sus exigencias de selección. Para ello, realizaron aclareos selectivos de racimos e identificaron minuciosamente en el viñedo  con bridas de color rojo cada uno de los racimos que surgieron tras la helada (los de 2ª brotación). Con este sistema, la bodega va a poder vendimiar cada racimo en su momento óptimo de maduración, recogiendo primero las uvas ya maduras y volviendo posteriormente al viñedo para recolectar en cajas esos racimos identificados con el distintivo rojo.

Este laborioso trabajo en la viña además de un esfuerzo extra para su departamento de viticultura, supone un sacrificio de la cantidad en favor de la calidad de la añada 2017. La familia riojano-alavesa que ya cada año cosecha rendimientos muy por debajo de lo permitido por el Consejo Regulador DOCa Rioja, una vez más apela a la importancia de la selección tanto en campo como en sus modernas instalaciones para conseguir la máxima expresión y garantizar la calidad en sus vinos.

Villabuena de Álava, 13 de Septiembre de 2017

Un artículo de Familia Luis Cañas
Crea tu post!

Comenta