China reaviva su sed de vino

El mercado del vino chino muestra señales de vida con incremento en sus importaciones tras años de caídas

Miércoles 03 de Julio de 2024

Compártelo

Leído › 2459 veces

China ha experimentado un aumento en el volumen de vino importado en el primer trimestre de 2024, con un incremento del 3,6% en comparación con el mismo periodo del año anterior, alcanzando casi los 60 millones de litros. Este crecimiento marca un cambio significativo tras varios años de pérdidas considerables, luego de haber alcanzado cifras récord en 2017. Los datos han sido analizados por el Observatorio Español del Mercado del Vino (OEMV) a partir de la información proporcionada por la aduana china.

A pesar del aumento en el volumen de importaciones, el valor total de las compras ha disminuido un 6,4%, situándose en 1.766 millones de yuanes. Esta cifra representa el peor resultado para un primer trimestre desde 2010. Sin embargo, esta reducción es menos severa que la registrada en 2023, cuando el valor cayó un 15,2%. Además, el mes de marzo de 2024 ha mostrado una ligera recuperación con un aumento del 1,7%, rompiendo así una tendencia negativa de seis meses consecutivos de caídas.

El mercado chino de importación de vino ha hecho frente a numerosos retos en los últimos años. Las medidas de control de calidad, las restricciones arancelarias y los cambios en las preferencias de los consumidores han impactado notablemente en las importaciones. La pandemia también ha jugado un papel clave en la disminución de la demanda y en la interrupción de las cadenas de suministro globales.

El crecimiento reciente en el volumen de importaciones sugiere un renovado interés por parte de los consumidores chinos, que podrían estar buscando diversificar sus opciones en cuanto a bebidas alcohólicas. Además, la mejora en la situación económica post-pandemia y la recuperación de la actividad en sectores clave podrían estar impulsando este aumento en las importaciones.

Francia, Australia y Chile siguen siendo los principales proveedores de vino a China, aunque otros países como España, Italia y Estados Unidos también están ganando terreno. La competencia entre estos países por captar una mayor cuota del mercado chino es intensa, y la calidad y el precio de los productos son factores determinantes en las decisiones de compra.

El sector del vino en China también está influenciado por políticas gubernamentales que buscan fomentar el consumo de productos locales y reducir la dependencia de importaciones. No obstante, la preferencia por vinos extranjeros, especialmente aquellos de regiones con gran prestigio en la producción vinícola, continúa siendo fuerte entre los consumidores chinos.

El informe del OEMV destaca que, aunque el valor de las importaciones ha caído, la tendencia a largo plazo podría ser positiva si el volumen de importaciones sigue aumentando y si se logra estabilizar el valor de las compras. Los próximos meses serán claves para determinar si este crecimiento en el volumen se mantiene y si el mercado chino puede recuperar los niveles de valor previos a la caída.

El aumento en las importaciones de vino en China durante el primer trimestre de 2024 representa un cambio importante en la dinámica del mercado, mostrando señales de recuperación tras años de declive. Los actores del mercado global estarán observando de cerca esta evolución, buscando oportunidades para fortalecer sus posiciones y capitalizar el creciente interés del consumidor chino por los vinos importados.

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 2459 veces