Deuda de 36 millones de euros hunde a importante bodega francesa

Buzet, una de las cooperativas más grandes de Francia, entra en quiebra

Sábado 22 de Junio de 2024

Compártelo

Leído › 3437 veces

La cooperativa vinícola Les Vignerons de Buzet, ubicada en el suroeste de Francia, ha entrado en administración concursal debido a una deuda reportada de 36 millones de euros. Esta situación, se inició oficialmente con una "procédure de sauvegarde" (procedimiento de salvaguarda) tras acudir al tribunal el pasado martes.

Según el periódico local Sud-Ouest, la empresa tiene una deuda a corto plazo de 18 millones de euros y un total que supera los 36 millones de euros. "En cinco años, la deuda ha aumentado de 4 a 36 millones de euros", declaró el abogado de la bodega a la publicación La Dépêche el miércoles.

La bodega es considerada una de las cooperativas más vanguardistas y exitosas de Francia. Sin embargo, La Dépêche se cuestiona cómo una empresa emblemática de Lot-et-Garonne ha llegado a esta delicada situación financiera. Las causas incluyen adquisiciones empresariales, el estado actual del mercado vinícola en el país y el desempeño de la anterior junta directiva.

La situación se complica aún más por una audiencia en curso en el tribunal regional de empleo, donde un antiguo directivo de la empresa demanda una indemnización cercana al medio millón de euros tras su despido a principios de año. Este pago superaría el flujo de caja actual del negocio.

La cuestión principal de la situación financiera de la bodega parece ser un simple cálculo de oferta y demanda: "El verdadero problema es que producíamos más de lo que sabíamos vender", dijo un miembro anónimo de la cooperativa a La Dépêche. "Producir 90.000 hectolitros (9 millones de litros) cuando se venden 50.000 (5 millones de litros) – eso plantea un problema importante".

La empresa ha sido puesta bajo la supervisión del tribunal por un periodo provisional de seis meses. Mientras tanto, los aproximadamente 135 miembros viticultores adscritos a la bodega se enfrentan a la posibilidad de un arranque de viñas subvencionado. Por otro lado, algunas instituciones financieras podrían condonar parte de la deuda.

En cuanto al empleo, "a nivel humano, temo lo peor", dijo el abogado de la cooperativa, Maître Dejean. "Algunos viticultores están emocionalmente al límite, dado que son los acreedores de la bodega".

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 3437 veces