Tras 150 años, Marqués de Riscal rompe la tradición y elimina su malla en pro del medio ambiente

Marqués de Riscal Reserva, nueva imagen, misma calidad

Martes 18 de Junio de 2024

Compártelo

Leído › 1245 veces

Marqués de Riscal Reserva, el vino más internacional de la bodega, se presenta en su añada 2020 con una importante novedad: la eliminación de la emblemática malla de la botella. Esta decisión, junto con una etiqueta renovada, permite reducir considerablemente los materiales auxiliares, disminuyendo los residuos generados en aproximadamente 14 mil kilos de latón.

La eliminación de la malla se enmarca dentro de los esfuerzos de la bodega por cumplir con sus objetivos medioambientales. Para Marqués de Riscal, la sostenibilidad y el respeto al medioambiente son pilares fundamentales. Desde 2018, todos sus viñedos en Rueda cuentan con el certificado de agricultura orgánica. En Rioja Alavesa, Marqués de Riscal se destaca por tener la mayor superficie de cultivo ecológico. Además, la bodega ha implementado sistemas de autoconsumo energético mediante la instalación de paneles fotovoltaicos en su bodega de Rioja, promoviendo una energía más limpia y sostenible.

La malla, utilizada durante casi 150 años, se había convertido en un símbolo mundial de Marqués de Riscal. La bodega comenzó a usar este elemento ornamental en el siglo XIX, siendo pionera en España. Con el tiempo, la malla se popularizó como un distintivo de los vinos de guarda de Rioja y se extendió a otras regiones vinícolas españolas para identificar vinos de alta gama.

El mayor apogeo de la malla se vivió en los años veinte, cuando se convirtió en un elemento común en los hoteles más prestigiosos de Madrid. En aquella época, muchas bodegas enviaban el vino en barriles para ser vendido a granel, o se embotellaba en destino por los propietarios de despachos de vino y restaurantes. Este proceso presentaba riesgos, ya que a menudo se utilizaban vinos de otras procedencias para rellenar las botellas, una práctica que no era seguida por los establecimientos más respetados. Las bodegas, conscientes de estas prácticas, adoptaron la malla lacrada para asegurar la autenticidad de sus productos y evitar el rellenado fraudulento. Marqués de Riscal siempre embotelló y envió sus vinos con la malla desde la bodega, asegurando así su autenticidad.

A pesar de que la escasez de materiales durante la II Guerra Mundial casi hizo desaparecer la costumbre de utilizar la malla, Marqués de Riscal nunca dejó de emplearla. Esta tradición ha sido parte integral de la identidad de la bodega, simbolizando la garantía de calidad y autenticidad que la caracteriza.

Con la eliminación de la malla en su añada 2020, Marqués de Riscal no solo moderniza su presentación, sino que también refuerza su compromiso con la sostenibilidad y el medioambiente, adaptándose a las demandas actuales de reducción de residuos y cuidado del planeta. Esta medida representa un paso significativo hacia un futuro más responsable y respetuoso con el entorno, manteniendo al mismo tiempo la calidad y la tradición que han distinguido a Marqués de Riscal a lo largo de su historia.

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 1245 veces