Las hermanas Cristina, Antonella y Elisabetta Nonino triunfan en el mundo de la grappa

Galardonadas con el Premio Guido Carli al mérito empresarial por su legado en la producción de grappa

Sábado 15 de Junio de 2024

Compártelo

Leído › 2209 veces

La destilería Nonino, bajo la dirección de las hermanas Cristina, Antonella y Elisabetta, ha sido galardonada con el Premio Guido Carli al Mérito Empresarial, un reconocimiento que subraya su dedicación y excelencia en la producción de grappa. Este galardón, otorgado por la Fundación Guido Carli, celebra su decimoquinto aniversario este año, destacando a figuras empresariales que han demostrado un compromiso sobresaliente con la calidad y la innovación.

Fundada en 1897 por Orazio Nonino en Friuli, Italia, la destilería Nonino ha mantenido su legado a través de más de un siglo, combinando técnicas artesanales con innovaciones modernas. La grappa, principal producto de la destilería, se elabora a partir de los restos de uva, como pieles, semillas y tallos, resultantes de la producción del vino. Nonino utiliza métodos tradicionales y modernos, garantizando que cada botella represente una cuidadosa selección de uvas y un proceso de destilación único, seguido de un envejecimiento en barricas de roble. El resultado es un destilado que captura la esencia de la región y la dedicación de la familia Nonino.

El Premio Guido Carli al Mérito Empresarial no solo destaca los logros empresariales, sino también el impacto social de sus recipientes. En este contexto, las hermanas Nonino han sido reconocidas por su liderazgo en la gestión de la destilería, su capacidad de innovación y su compromiso con la calidad. Este premio es un testimonio del arduo trabajo y la pasión que han invertido en la empresa, continuando la labor iniciada por sus padres, Giannola y Benito Nonino, quienes revolucionaron la industria con la creación de la primera Grappa Monovitigno en 1973.

Las hermanas Nonino, al recibir el premio, recordaron con emoción sus inicios en la destilería y cómo la grappa se ha convertido en una parte fundamental de sus vidas. Cristina, Antonella y Elisabetta expresaron su orgullo por mantener viva una tradición de 127 años, adaptándola a los tiempos modernos sin perder su esencia. Subrayaron la importancia de la grappa como un miembro más de la familia, destacando su papel en la historia y el legado de la destilería Nonino.

En España, la destilería Nonino encuentra en Primeras Marcas su distribuidor oficial, asegurando que los productos de Nonino lleguen al mercado español. Philippe Eberlé, Director General de Primeras Marcas, ha expresado su satisfacción por trabajar con una destilería cuya dedicación a la calidad y la sostenibilidad refleja los valores de su propia empresa. La colaboración entre Nonino y Primeras Marcas garantiza que los consumidores españoles puedan disfrutar de la grappa de más alta calidad, consolidando aún más la presencia de Nonino en el mercado internacional.

Este reconocimiento no solo destaca el mérito empresarial de las hermanas Nonino, sino también su capacidad para innovar y adaptarse, preservando una tradición centenaria y asegurando su relevancia en la industria de los destilados. La familia Nonino continúa siendo un referente en el mundo de la grappa, demostrando que la combinación de artesanía, innovación y pasión puede resultar en productos de calidad excepcional y reconocimiento global.

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 2209 veces