Valtravieso y el arte de la microvinificación

Redefiniendo los límites del vino en Ribera del Duero

Miércoles 14 de Febrero de 2024

Compártelo

Leído › 1807 veces

La bodega Valtravieso, con una trayectoria de tres décadas dedicadas a la elaboración de vinos en la Ribera del Duero, ha revelado un nuevo episodio dentro de su ambicioso proyecto El Manifiesto, marcando así un punto de inflexión en su constante búsqueda por innovar y desafiar los límites establecidos en el mundo vinícola. Este proyecto, que inició su viaje con Manifiesto 01, se distingue por su enfoque en las microvinificaciones radicales, un término que encapsula la esencia de una producción que se desvía de lo convencional para adentrarse en territorios inexplorados de creatividad y experimentación.

El Manifiesto 04 emerge como la más reciente expresión de esta filosofía, distinguiéndose de sus predecesores al tiempo que comparte con ellos la misma base varietal: el albillo mayor, procedente de la misma parcela que ha visto nacer a cada uno de estos vinos únicos. Sin embargo, cada entrega de El Manifiesto se presenta como un ente independiente, con una identidad propia forjada por las condiciones específicas de cada añada y por las decisiones enológicas que marcan su vinificación. En este sentido, Manifiesto 04 no es una excepción, ofreciendo un perfil complejo, elegante y, según palabras del enólogo Ricardo Velasco, extravagante, que se distingue por su textura y cremosidad sin renunciar a la frescura característica del terruño del páramo.

El proceso de elaboración de Manifiesto 04 se caracteriza por su inspiración en técnicas tradicionales, como la vinificación con racimo entero y una crianza prolongada en barricas de roble francés usadas. Este enfoque no solo subraya la singularidad de cada botella sino que también refleja un compromiso con la expresión más auténtica de la uva y la tierra de la que proviene. Con una producción limitada a 273 botellas, Manifiesto 04 se posiciona como un objeto de deseo para coleccionistas y aficionados, evidenciando la capacidad de Valtravieso para crear vinos que no solo desafían expectativas sino que también invitan a una reflexión sobre el arte de la vinificación.

La serie El Manifiesto, con sus cuatro entregas hasta la fecha, se presenta como un mosaico de experimentación y tradición, donde cada vino sirve como testimonio del viaje de la bodega hacia la innovación y la excelencia. Desde el homenaje a las uvas ancestrales con Manifiesto 02 hasta la sorprendente adaptabilidad mostrada en Manifiesto 03, cada vino refleja un aspecto diferente de la filosofía de Valtravieso, consolidando su reputación como una bodega que no teme arriesgar en la búsqueda de la excelencia.

Esta búsqueda de la excelencia se extiende más allá de El Manifiesto, como lo demuestra el proyecto Viñedos Olvidados, con el que Valtravieso explora variedades autóctonas en zonas tradicionalmente marginadas o en riesgo de abandono. Esta iniciativa no solo subraya el compromiso de la bodega con la preservación del patrimonio vinícola español sino que también refleja una visión holística que reconoce el valor de la diversidad y la sostenibilidad en la producción de vinos de calidad.

Valtravieso, con su modernización en 2002 y la reciente actualización de su imagen de marca, se reafirma como un referente en la Ribera del Duero, un símbolo de cómo la innovación y el respeto por la tradición pueden coexistir y enriquecerse mutuamente. En un mundo donde lo convencional a menudo limita el potencial de la creatividad, proyectos como El Manifiesto y Viñedos Olvidados sirven como recordatorios poderosos de que el futuro del vino está en las manos de aquellos que se atreven a soñar y a desafiar los límites de lo posible.

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 1807 veces