Los empresarios del sector de bebidas se convierten en multimillonarios a los 54 años

La bebida como inversión: perfil de los magnates del sector

Martes 31 de Octubre de 2023

Compártelo

Leído › 3309 veces

A la edad de 54 años, aquellos profesionales inmersos en la industria de la alimentación y las bebidas alcanzan, en promedio, el estatus de millonarios. Así lo revela un estudio reciente, poniendo en perspectiva el camino financiero dentro de este sector. Según la investigación realizada por Genting Casino, la rama de Alimentos y Bebidas se posiciona como la sexta ruta más rápida para acumular una fortuna de tal magnitud.

Sin embargo, la lista de las profesiones con camino acelerado hacia la riqueza la encabeza el sector Tecnológico, cuyos trabajadores logran amasar sus billones a los 37 años. Las industrias de Metales y Minería, Telecomunicaciones y Automoción también ofrecen un acceso más veloz a la riqueza en comparación con la esfera de Alimentos y Bebidas.

A principios de este año, se reportó que LVMH se ha convertido en la empresa más valiosa de Europa, superando los 455 mil millones de euros en valoración. Su propietario, Bernard Arnault, se posicionó como el hombre más rico del mundo en enero de 2023, con una fortuna valorada en aproximadamente 200 mil millones de dólares estadounidenses.

La compañía francesa de lujo incluye entre sus activos a Moët & Chandon, Krug, Veuve Clicquot, Cloudy Bay y Château d'Yquem dentro de su sector vinícola y de champán. Además, en su división de destilados, cuenta con marcas reconocidas como Hennessy, Glenmorangie y Belvedere.

En la lista de ricos del Sunday Times de este año, el mundo de las bebidas tiene una representación notable con cinco millonarios provenientes de este sector. Entre ellos se encuentra Charlene de Carvalho-Heineken, quien heredó aproximadamente un cuarto de las acciones de Heineken tras el fallecimiento de su padre Freddy Heineken en 2002, amasando una fortuna de 15.000 mil millones de euros.

También han acumulado millones a partir de las bebidas la familia Porrodo, propietaria de Château Labégorce en Margaux, un viñedo de 70 hectáreas con viñas de más de 100 años, y de Château Marquis d'Alesme, una propiedad de tercer orden en Margaux. La fortuna de los Porrodo, que también incluye inversiones en petróleo y gas, se estima en alrededor de 8 mil millones de euros.

Por su parte, Glen Gordon, presidente de la empresa de whisky William Grant & Sons, tiene un patrimonio valorado en 5.290 mil millones de euros. La compañía es dueña de marcas como Glenfiddich, Drambuie y Hendrick's gin, y distribuye sus destilados en casi 200 mercados alrededor del mundo.

Alki David y la familia Leventis, de Coca-Cola HBC, poseen una riqueza estimada en 3.200 mil millones de euros, parte significativa de la cual proviene de los licores premium que distribuyen mediante asociaciones con Brown-Forman (Jack Daniels, Finlandia, El Jimador), Edrington (Famous Grouse, Macallan, Brugal whiskies) y Gruppo Campari (Campari, Aperol, Cinzano).

Los últimos billonarios en la lista del sector de bebidas son Alejandro Santo Domingo y Lady Charlotte Wellesley de la compañía cervecera sudafricana SAB Miller, adquirida por AB InBev en 2016 por 90 mil millones de euros. Esta adquisición marcó la tercera más grande en la historia y la más grande jamás realizada en Gran Bretaña. SAB Miller contaba en su portafolio con marcas como Carling Black Label, Peroni y Castle Lager. Alejandro Santo Domingo, financista colombo-estadounidense, forma parte del consejo de AB InBev, y cuenta con una fortuna personal de aproximadamente 2.500 mil millones de euros.

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 3309 veces