Maridajes de Halloween: Vinos que encantan en la noche de brujas

Vinos y maridajes para pasar una noche de muerte

Vilma Delgado

Martes 31 de Octubre de 2023

Compártelo

Leído › 2701 veces

Halloween o noche de brujas es una festividad que, aunque importada de Estados Unidos, ha echado raíces en la cultura española, convirtiéndose en una ocasión más para el encuentro social y el disfrute de tradiciones, tanto antiguas como modernas. En esta época del año, cuando los días se acortan y las noches adquieren un tono más misterioso, el vino se erige como un compañero ideal para las celebraciones.

Vinos que armonizan con la temporada otoñal

Con la llegada del otoño, las características de los vinos que buscamos tienden a cambiar. Dejamos atrás los refrescantes blancos de verano y nos inclinamos por tintos con más cuerpo y blancos con estructura que armonicen con los sabores de temporada. Las uvas como Tempranillo, Garnacha y Monastrell se presentan como opciones idóneas para acompañar los platos más robustos típicos de las fiestas de Halloween.

La cata en la oscuridad, una experiencia sensorial única

Una actividad que está ganando adeptos durante estas fechas es la cata a ciegas de vinos. Consiste en degustar diferentes variedades sin conocer su identidad, lo que permite una apreciación más profunda de los sentidos y elimina prejuicios. Las bodegas que organizan estas catas a menudo decoran sus espacios con motivos acordes a la noche de brujas, creando una atmósfera envolvente y única.

Los cálidos vinos tintos, el alma de la mesa de otoño

Los vinos tintos, especialmente aquellos con notas especiadas y de crianza en barrica, encuentran en Halloween el escenario perfecto para ser descorchados. Su complejidad y profundidad se equiparan a la riqueza de matices que esta celebración conlleva. Además, su versatilidad les permite acompañar desde aperitivos hasta platos principales.

Vinos blancos barrica, elegancia en la penumbra

Pero no solo los tintos tienen lugar en la noche de brujas. Los vinos blancos con cuerpo y sometidos a una crianza que suaviza su acidez, pero no la oculta, como un buen Albariño o un Chardonnay fermentado en barrica, pueden ser los protagonistas de una velada que escape de lo convencional. Son ideales para iniciar la noche o para acompañar platos con un toque de sofisticación.

Maridaje con dulces, el desafío del paladar

El reto más interesante en Halloween es el maridaje con dulces. Aquí, vinos como los moscateles, los Pedro Ximénez y otros vinos de vendimia tardía juegan un papel estelar. La clave está en el equilibrio entre la dulzura del vino y la del postre, buscando que uno no opaque al otro.

Enoturismo temático, rutas del vino bajo el manto de la noche

El enoturismo se adapta a esta época ofreciendo rutas y visitas temáticas que permiten descubrir los viñedos y las bodegas de una manera diferente. Los paseos nocturnos entre viñedos, leyendas contadas al calor de una copa y la posibilidad de disfrutar de la vendimia bajo la luna son actividades que atraen tanto a aficionados como a curiosos.

Es relevante destacar la importancia de la sostenibilidad en la viticultura. Muchas bodegas aprovechan esta época para mostrar sus prácticas respetuosas con el medio ambiente, que además suelen resultar en vinos de mayor calidad. La noche de brujas se convierte así en un escaparate para la concienciación y la educación sobre el consumo responsable.

El vino, esa bebida que ha acompañado a la humanidad desde tiempos inmemoriales, encuentra en la noche de brujas un nuevo motivo para ser celebrado. Ya sea en la intimidad del hogar o en las múltiples actividades que el sector vinícola ofrece, se convierte en un eje central de la celebración, uniendo a las personas en torno a la magia de sus aromas y sabores.

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 2701 veces