Aterrizaje de emergencia en un viñedo

Un pequeño avión Cessna 172 se precipita entre las cepas

Lunes 25 de Septiembre de 2023

Compártelo

Leído › 2996 veces

El pasado sábado, 23 de septiembre, un pequeño avión Cessna 172 se vio forzado a realizar un aterrizaje de emergencia en medio de una viña en el condado de Sonoma, según informó la oficina del Sheriff de dicho condado. Este suceso tuvo lugar alrededor de las 3:25 p.m., poco después de que la Torre del Aeropuerto de Santa Rosa alertara sobre una falla en el motor de la aeronave.

Originalmente, se informó a los equipos de rescate que el piloto intentaría aterrizar cerca del Campo de Golf Windsor. Sin embargo, tras perder contacto con él a través de la radio, se envió un helicóptero de emergencia para localizar el avión siniestrado. Finalmente, la aeronave fue hallada en la viña El Diablo, situada en el bloque 9000 de Eastside Road en Windsor, y reconocida por ser fuente de prestigiosos vinos de marcas como Kosta Browne, Arista y Ram's Gate.

Afortunadamente, William Tomkovic, el piloto del Cessna y originario de Healdsburg, resultó ileso tras el incidente. Sin embargo, no se puede decir lo mismo de las viñas. Andy Mejia, presidente de la Lytton Rancheria de California, propietaria del viñedo, confirmó que el aterrizaje de emergencia tuvo lugar en El Diablo. De haber aterrizado a solo unas filas de distancia, el piloto habría caído en la zona de Grenache, e incluso cerca había un gran campo vacío. Lamentablemente, el avión impactó directamente en una zona de Chardonnay de alta calidad, destruyendo aproximadamente 100 cepas.

Curiosamente, este no es el primer incidente de este tipo que se registra en la región vitivinícola. En 2005, otro Cessna tuvo que aterrizar de emergencia en una fila de viñas perteneciente a Jaeger Vineyards, destruyendo 12 plantas. Más sorprendente aún fue el accidente de abril de 1956, cuando un bombardero B-26 Marauder, con cinco miembros de la Fuerza Aérea de EE.UU. a bordo, se estrelló en la propiedad de Steinbeck Vineyards & Wines, en Paso Robles, muy cerca del rancho familiar. Cada año, durante el laboreo del viñedo, emergen más restos del avión, muchos de los cuales se exhiben en su sala de degustación. Como homenaje a ese trágico evento, Steinbeck incluso produce un vino llamado "The Crash".

Tras el reciente incidente, las autoridades contactaron con la NTSB (Junta Nacional de Seguridad en el Transporte) para que se encargara de investigar las causas del fallo en el motor y el consecuente aterrizaje de emergencia.

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 2996 veces