José Andrés revela el secreto del cava: por qué es mejor y más barato que el champán

El famoso chef español explica las razones por las que el vino espumoso español supera al francés en sabor, calidad y precio

Martes 07 de Marzo de 2023

Compártelo

Leído › 12996 veces

¿Cava o champán? Esta es una pregunta que muchos se hacen a la hora de elegir un vino espumoso. Pero para el famoso chef español José Andrés, la respuesta es clara: el cava es mejor que el champán, y tiene sus razones para afirmarlo.

El cava y el champán son dos vinos espumosos que se elaboran con el mismo método, pero con diferentes uvas y en diferentes regiones. El cava se produce principalmente en Cataluña, con uvas autóctonas como la parellada, la macabeo y la xarelo. Estas uvas le dan al cava un aroma frutal y floral, y una acidez equilibrada. El champán se elabora en la región francesa de Champagne, con uvas como la chardonnay y la pinot noir. Estas uvas le confieren al champán un sabor más seco y complejo, y una mayor graduación alcohólica.

En su página web, el asturiano explica que el cava es un vino delicioso, que combina bien con cualquier comida y que es ideal para las fiestas. Además, tiene una ventaja muy importante: es mucho más barato que el champán francés.

José Andrés, que triunfa en Estados Unidos con sus restaurantes, ha defendido en varias ocasiones las bondades del cava frente al champán. Según él, el cava tiene más personalidad, más frescura y más diversidad que el champán, y además es más asequible. Andrés ha afirmado que el cava es el mejor acompañante para la comida española, especialmente para las tapas, y que se puede disfrutar en cualquier ocasión. También ha elogiado la innovación y la calidad de los productores de cava, que han sabido adaptarse a los gustos y las tendencias del mercado.

Otra diferencia entre el cava y el champán es el precio. El cava es mucho más barato que el champán, lo que lo hace más accesible y democrático. Los cavas de mayor consumo se venden a precios que se sitúan entre los 5 y 8 euros, mientras que los champagnes más económicos se sitúan por encima de los 15 euros. Esto no significa que el cava sea de menor calidad que el champán, sino que tiene un menor coste de producción y una menor demanda internacional. 

¿Por qué esta diferencia de precio? Según José Andrés, no se debe a la calidad o al marketing, sino a la tecnología. El cava se elabora con el método tradicional, que consiste en una segunda fermentación en botella, igual que el champán. Sin embargo, el cava utiliza una máquina inventada en España, llamada "giro palet", que agita las botellas para que las levaduras se depositen en el cuello y se puedan eliminar fácilmente. Este proceso, que en el champán se hace manualmente y se llama removido, es mucho más rápido y económico con el "giro palet". Por eso, el cava puede ofrecer una calidad similar a la del champán, pero a un precio más asequible.

El cava es, sin duda, un vino espumoso que merece la pena descubrir y apreciar, y que puede competir con el champán en sabor y elegancia. Una excelente opción para aquellos que buscan un vino espumoso de alta calidad y versátil en términos de maridaje con la comida, y que tiene un precio más asequible que el champán. Como dice José Andrés, "el cava es el rey de los espumosos".

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 12996 veces