Los Vinos Radicales enlazan la vanguardia con las elaboraciones ancestrales en su VIII edición

Viernes 20 de Enero de 2023

Compártelo

Leído › 1241 veces

El encuentro más alternativo del vino español contó con la participación de 34 pequeños viticultores de diversas regiones del viñedo de este país

Federico Oldenburg y José Antonio Navarrete (Premio Radical 2023)
Federico Oldenburg y José Antonio Navarrete (Premio Radical 2023)

Desde 2015, el Salón de Vinos Radicales se ha convertido en la cita imprescindible en Madrid para todos aquellos que reivindican el valor de los vinos auténticos, respetando la identidad del paisaje, sacando partido a la singularidad de suelos y microclimas, recuperando prácticas ancestrales y, también, innovando, aportando diversidad y riqueza, con esfuerzo, inspiración y pasión.

Así, el 16 de enero –con el sabor especial que representa la primera cita de la agenda vinícola del 2023– se celebró el VIII Salón de Vinos Radicales, en su escenario habitual, el Espacio COAM, en el Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid.

Una vez más, el éxito acompañó a la esta nueva edición de la más iconoclasta de las ferias vinícolas que tienen lugar en este país, que en esta ocasión contó con la participación con 34 bodegas y pequeños viticultores procedentes de distintas comarcas vinícolas del territorio español (Ribeira Sacra, Penedès, Montsant, Priorat, Cava, Alella, Castilla y León, Manchuela, Mallorca, Rioja, Méntrida, Cebreros, Castilla la Mancha, Ribera del Duero, Barbastro, Pago Calzadilla, Terra Alta, Calatayud,  Valencia, Bizkaiko Txakolina, Massís del Garraf, Bierzo, Alicante, Tacoronte Acentejo, Rueda), que en su conjunto reflejan la riqueza y diversidad del actual panorama de vinos auténticos en este país.

Fiel a su búsqueda de las expresiones más auténticas, singulares y transgresoras que ofrece el universo vinícola, el Salón de Vinos Radicales siempre ha querido poner en valor los rasgos de aquellos vinos que representan con fidelidad el carácter y la tradición de sus respectivos territorios, lo que no siempre está en sintonía con las tendencias del mercado.

Esta vocación es la que ha inspirado la cata inaugural con la que se presentó la VIII edición del Salón de Vinos Radicales. Con el título de Vinos Dorados, Rueda en tonos sepia, esta cata puso en foco la identidad de los vinos de crianza oxidativa de esta comarca castellana, que representan una tradición histórica, pero que a punto estuvo de extinguirse como consecuencia del éxito de los fragantes blancos jóvenes de verdejo que han ganado protagonismo en esta región en las últimas décadas. La cata estuvo guiada por José Antonio Navarrete, sumiller de Quique Dacosta Restaurante (Denia, Alicante) y Federico Oldenburg, escritor vinícola, miembro del Sindicato del Gusto e impulsor del Salón de Vinos Radicales. El crítico y winestar Santi Rivas hizo las veces de presentador.

Como en ediciones anteriores, durante la celebración del Salón se entregó el premio Radical del Año, que en esta ocasión recayó en el propio José Antonio Navarrete,Premio Nacional de Gastronomía,con una dilatada trayectoria como sumiller y gran divulgador de la cultura de los vinos auténticos. Este galardón se entrega cada año a una personalidad por su actividad en la defensa de los valores de singularidad, autenticidad y diversidad que define el concepto de "vinos radicales".

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 1241 veces

Comenta