Un componente del vino tinto previene la aparición de Alzheimer en pruebas de laboratorio

Miércoles 16 de Noviembre de 2022

Compártelo

Leído › 1688 veces

Un equipo de investigadores de la Universidad Tufts (Estados Unidos) comprobó que varios compuestos pueden prevenir las llamadas placas de beta-amiloide, precursoras del Alzheimer

hombre mayor tomando vino

Investigadores de la Universidad Tufts (Estados Unidos) han observado en el laboratorio, a través de células cerebrales humanas vivas, que el resveratrol y las catequinas reducen las placas de beta amiloide que se producen en el Alzheimer.

En base a esto, este mismo equipo está actualmente buscando formas de ralentizar la aparición de esas placas. Y parece que estas dos sustancias están presentes en alimentos comunes, pero hay dos en los que la concentración es máxima: el vino y el té verde.

Así el vino es el alimento con mayor concentración de resveratrol de existe y, por su parte, el té verde contiene gran cantidad de catequinas.

En concreto, tal y como han publicado los investigadores en la revista 'Free Radical Biology and Medicine', la evaluación inicial se realizó en modelos más simples, y luego se probaron los compuestos que tenían un efecto positivo en el modelo de tejido neural 3D.

Ese modelo se crea utilizando una esponja de seda no reactiva sembrada con células de piel humana que, a través de la reprogramación genética, se convierten en progenitores de células madre neurales. Esas células crecen y pueblan la esponja, lo que permite la formación de una red 3D de neuronas similar a lo que ocurre en el cerebro humano.

Cúrcuma, metformina y citicolina también muestran beneficios

La pantalla inicial encontró que cinco compuestos tenían una "prevención realmente sólida de estas placas". Además, los expertos encontraron que la curcumina de la cúrcuma, la metformina (un medicamento usado para la diabetes y longevidad) y un compuesto llamado citicolina evitaban la formación de placas y no tenían efectos antivirales.

No obstante, los expertos han avisado de que los efectos en el laboratorio no siempre se traduce necesariamente en lo que se puede ver en un paciente. Aún así, el descubrimiento es significativo porque no existe una cura para el Alzheimer o una forma de prevenir su progresión, aparte de varios medicamentos potenciales desarrollados por compañías farmacéuticas que aún están en pruebas.

En el mundo hay cerca de cincuenta millones de personas que sufren la enfermedad de Alzheimer, y se prevé que esa cifra crezca hasta más de setenta millones antes de 2030. La causa de la enfermedad en su forma más común, que no es la genética, no se conoce con certeza.

Referencias: Isabella A. Silveira, Adam S. Mullis, Dana M. Cairns, Anna Shevzov-Zebrun, Jordyn Whalen, Alexa Galuppo, Katherine G. Walsh, David L. Kaplan. Screening neuroprotective compounds in herpes-induced Alzheimer's disease cell and 3D tissue models. Free Radical Biology and Medicine (2022) DOI: https://doi.org/10.1016/j.freeradbiomed.2022.05.002 

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 1688 veces

Comenta