Cómo entrar en calor este invierno sin gastar demasiado en calefacción

Vilma Delgado

Viernes 21 de Octubre de 2022

Compártelo

Leído › 1557 veces

Con la llegada del invierno y la necesidad de moderar el consumo energético, los hogares están planteándose cómo entrar en calor con soluciones creativas y sostenibles. La alimentación y hábitos de invierno pueden ayudarnos a conseguir este confort térmico de forma saludable y sin que repercuta negativamente en el bolsillo.

Si quieres saber cómo entrar en calor rápido, hemos preparado una serie de consejos fáciles que te permitirán gastar menos calefacción.

Alimentos perfectos para entrar en calor en invierno

¿Cómo entrar en calor? La eficiencia energética, un buen aislamiento y utilizar ropa de abrigo adecuada te ayudarán a no pasar frío en invierno. Pero la alimentación también juega un papel fundamental para aliviar el frío en casa.

Los alimentos de invierno están, además, en plena temporada. Esto supone que están en su mejor momento para ser consumidos. La cesta de la compra siempre será más barata si escoges estos productos de temporada. Son todo ventajas.

pareja tomando vino junto a la chimenea

Vino

Dice el refrán popular que "no hay mejor abrigo que una copa de vino". El vino tinto es perfecto para los días más fríos.

Su temperatura de servicio es más alta, y de ellos, los vinos más tánicos, como los crianzas y reservas, se sirven entre 17 y 18 grados, por lo que son ideales para las temperaturas bajas del invierno.

El alcohol produce un efecto vasodilatador que hace que la sangre llegue a la superficie de la piel y por eso se siente ese “calorcito” al degustar un vino. Como siempre, este efecto es agradable y beneficioso siempre que se beba con moderación, es decir, una o dos copas de vino. Si, además, el vino se acompaña de una comida caliente y reconfortante, el efecto es mayor.

Vino caliente

En países con climas fríos existe una gran variedad de recetas de vino caliente. Se trata de una bebida aromática, especiada y reconfortante que ayuda a entrar en calor.

El glühwein es un vino caliente que se toma en el norte de Europa, sobre todo en Alemania y que se asocia a las fechas navideñas. Se trata de un vino tinto aromatizado y dulce. La variedad de especias que se puede usar es infinita y depende de tus gustos personales. Peladura de cítricos, cardamomo, canela, anís estrellado y clavo son las más habituales.

El glögg, muy típico de la gastronomía nórdica es otro tipo de vino caliente que se aromatiza con cardamomo, jengibre y clavo y se endulza con miel. Se prepara macerando el vino con las especias durante ocho horas y luego cociendo a fuego lento para que los aromas se integren bien.

glogg vino caliente
El Glogg o vino caliente se suele aromatizar con canela y naranja

Consomés y sopas

Nada mejor que un caldo para entrar en calor. La variedad de sopas, cremas y caldos que pueden prepararse con alimentos de invierno es infinita.

El rey de los consomés es el que se prepara con Jerez, un clásico de la cocina española. El consomé es un caldo clarificado que se suele preparar con gallina, huesos de ternera y jamón y verduras. Para clarificarlo y que quede con ese agradable aspecto transparente se utiliza clara de huevo.

Una vez preparado y antes de servir, añadiremos la yema del huevo y un chorro generoso de Jerez. Se puede acompañar con la carne de gallina o pollo, taquitos de jamón, cebolla tostada, tostones de pan o huevo duro.

Legumbres

Comer de cuchara es una de las mejores enseñanzas que hemos heredado de nuestros mayores para combatir el frío. Cocidos, lentejas, fabada, garbanzos con bacalao, empedrado o trigo son algunas de las propuestas de toda la vida que alegrarán tu estómago en los días de más frío.

Ideas para no pasar frío en casa este invierno

Buen aislamiento

Por muy buen sistema de calefacción que tengas, si el calor se escapa por las rendijas, gastarás más y no conseguirás caldear tu casa. Comprueba que las puertas y ventanas cierran correctamente. Invierte en arreglar las que no cierren correctamente y verás cómo baja tu factura energética. Utiliza cortinas gruesas y decora tu casa con alfombras que aíslen el suelo. Notarás la diferencia.

Ropa adecuada

Estar en casa en manga corta en enero es un derroche de energía y un comportamiento poco sostenible. Abrígate cuando estés en tu casa. La ropa casera no está reñida con el estilo. Lo comfy está de moda y seguro que encuentras ropa de tu gusto bien calentita y cómoda. Los tejidos naturales son los más recomendables.

Las mantas de sofá son perfectas para calentarse y dan un toque acogedor a tus estancias. Juega con texturas y colores para tener una casa funcional y con estilo.

 

Ya sabes cómo entrar en calor sin tener que encender mucho la calefacción. Como ves, estas medidas son muy sencillas de aplicar y harán que tu hogar sea un lugar acogedor en el que disfrutar de tu tiempo casero con una copa de tu vino favorito en la mano.

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 1557 veces

Comenta