Tiempo de vendimia: hoteles con sabor a vino

Jueves 08 de Septiembre de 2022

Compártelo

Leído › 3924 veces

"Viva el buen vino, que es el gran camarada para el camino". La frase es de Pío Baroja pero cualquiera de nosotros la suscribiría.

Llega el fin del verano y con él la vendimia, la culminación de un mágico proceso que, cual gusano que se torna mariposa, ha de convertir la uva en vinos.

En estas fechas la recolección agita el ritmo de los principales pueblos vinícolas de la península, los viñedos se encienden con intensos colores y los racimos de uva aguardan rebosantes, listos para su recogida.

Toda una llamada que invoca a los amantes del vino para hacerlos cómplices de este ritual ancestral y permitirles disfrutar de las bellas postales que tan generosamente nos regala el mes de septiembre.

Para ellos, Eurostars Hotel Company se reserva los planes más especiales: una selección de hoteles ubicados en maravillosos enclaves, rodeados de viñas e impregnados de la ciencia y la sabiduría del vino. Un delicioso maridaje de cultura, gastronomía y turismo que permitirá al visitante disfrutar en primera persona de una de las paletas de colores más exuberantes del año.

Valbusenda Hotel Bodega & Spa 5*, en el corazón de la D.O. Toro

Nuestra primera parada será en la zamorana ciudad de Toro, localidad vitivinícola por excelencia. Allí, acunado por la vega del río Duero, en un privilegiado entorno y ubicado en pleno centro de una de las D.O. de vino más exquisitas, se encuentra el espectacular Valbusenda Hotel Bodega & Spa 5*. Este exclusivo wine resort situado a tan solo 2 horas de Madrid cuenta con 35 exclusivas habitaciones desde las que se puede contemplar una extraordinaria panorámica del mar de viñedos que rodea al complejo.

Este fascinante enclave ofrece la posibilidad de emprender un viaje de conocimiento a través del mundo de la enología sumergiéndose en sus bodegas y su museo dedicado al vino. Asimismo es irrenunciable una visita a su espectacular espacio de salud 'Wine Spa', que ofrece exclusivos tratamientos de vinoterapia, y al Restaurante Nube, donde deleitarse con una selección de exquisitas recetas de la cocina local.

Áurea Palacio de Correos 5*, la joya arquitectónica de Logroño

Llegamos al corazón rojo de nuestro país, esa Rioja con paisajes plagados de vides que gritan a los cuatro vientos que allí se gestan sabores para recordar. Y es que, sin duda alguna, Logroño es sinónimo de buen vino y de buen hacer cuando se trata de gastronomía. Allí nos detenemos para conocer el Áurea Palacio de Correos 5*. Este boutique hotel, se erige en el edificio que albergó la antigua sede de Correos, todo un referente del estilo neobarroco riojano, que con su cuidada decoración rinde un homenaje cargado de guiños al universo del correo postal.

Tomándole el pulso a la ciudad desde la céntrica Plaza de San Agustín, este establecimiento se convierte en el punto de partida perfecto para iniciar un viaje a través de la cultura y la historia del vino D.O. Rioja, recorrer las innumerables bodegas y deleitarse con las vistas y bellos paisajes de los alrededores.

Y en sus propias instalaciones, el visitante deberá realizar un obligada parada en el Restaurante Matasellos, así llamado en honor a la actividad que se desarrollaba antaño en el mismo edificio. Su carta es una sinfonía de sabores locales elaborados con productos de temporada y siempre de la mano del mejor vino en copa.

Áurea Palacio de Sober 4*, cuando el hotel es el propio destino

Y no hay 2 sin tres ni mapa que no incluya, por su relevancia y calidad, los sabrosos y renombrados vinos gallegos. A lo largo de toda su geografía se suceden excelentes productos pero, entre las zonas vinícolas de nuestra región más atlántica, destaca la D.O. Ribeira Sacra, una de las de mayor personalidad gracias a la singularidad propia de la zona. La tradición y el embrujo impregnan las laderas del río Sil con sus estrechas terrazas de piedra y bancales, creando un insólito paisaje de gran belleza creando un lugar de peregrinaje imprescindible para todos aquellos que se sientan atraídos por la cultura del vino y por la mística de una tierra que es pura leyenda.

Y en pleno corazón de esta incomparable Ribeira, se levanta majestuoso, el Áurea Palacio de Sober 4*, uno de esos hoteles llamados a convertirse en destino por tratarse de reductos de calma y por la riqueza histórica que albergan. Se trata de uno de los pazos más grandes que existen en tierras gallegas, convertido hoy en un hotel donde el tiempo discurre a otra velocidad. A pesar de que el interior ha sido magistralmente rehabilitado, parte de sus muros siguen siendo los originales construidos en el siglo VII para proteger la fortaleza de sus enemigos, y en su entorno se extienden bosques de árboles autóctonos y extensos jardines. La experiencia se completa con su espectacular zona de spa, un oasis con vistas a los jardines del hotel.

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 3924 veces

Comenta