Cómo preparar champiñones Portobello rellenos de queso feta y jamón ibérico

Manuel Rivera

Martes 09 de Agosto de 2022

Compártelo

Leído › 1269 veces

champiñones rellenos

Con las vacaciones de verano a la vuelta de la esquina, muchos estamos ansiosos por sacar el máximo provecho de ellas y probar cosas nuevas que nos permitan vivir experiencias únicas. Es posible que hayas considerado ampliar tu recetario con platos que incluyan al jamón ibérico como uno de los ingredientes principales. De ser así, esta entrada es justo lo que andabas buscando, pues a continuación vamos a explicarte como cocinar champiñones Portobello rellenos de queso feta y jamón de marca El Pozo.

Rápido, sencillo y delicioso: champiñones Portobello con queso feta y jamón

Por lo general, los champiñones normales son una auténtica delicia que pueden rellenarse con prácticamente cualquier ingrediente que pueda gustarnos. Los Portobello gigantes, de hecho, nos dan una oportunidad única para experimentar y preparar deliciosos aperitivos gracias al mayor espacio del que disponen para rellenar. Como prueba de ello, tenemos la receta de champiñones Portobello con queso feta y jamón El Pozo de la que os hablaremos en detalle a continuación.

Dicha receta es extremadamente sencilla de preparar, y se tarda muy poco en tenerla lista. No necesitarás encender el horno siquiera, puesto que se preparan en una cazuela o en la sartén, lo que permite que el queso adquiera una textura muy suave y tierna.

Sin embargo, quizá necesites cocinar estos Portobello rellenos de queso feta y de jamón serrano en el horno si tienes intención de preparar bastantes piezas, ya sea porque prefieres que el queso quede más tostado, porque no tengas a mano cazuelas del tamaño necesario, o por cualquier otra razón. Para prepararlos en horno, deberás poner la bandeja a media altura, a unos 180 ºC de temperatura y con calor tanto arriba como abajo.

Ingredientes para preparar champiñones Portobello con queso feta y jamón

Champiñones Portobello
Champiñones Portobello

Para cocinar este plato, necesitaremos:

  • 150 gramos de queso feta
  • 80 gramos de jamón serrano El Pozo cortados en trozos muy pequeños
  • Una cucharada sopera de queso parmesano recién rallado
  • Una cucharada de postre de orégano
  • Una cucharada de postre de romero
  • Una cucharada de postre de tomillo
  • Una cucharada de postre de ñora molida
  • Dos cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra
  • Cuatro champiñones Portobello gigantes
  • 250 gramos de caldo de jamón
  • Un poco de aceite de oliva virgen extra
  • Sal

Cómo preparar los champiñones Portobello con queso feta y jamón

En primer lugar, deberás cortar el queso feta en daditos y ponerlos en un bol, al que deberás añadir jamón serrano El Pozo cortado en trozos pequeños. Después, una vez hayas rallado el queso parmesano, incorpóralo también al bol junto al orégano, el romero, el tomillo y la ñora molida, para añadir por último el aceite de oliva virgen extra. Mézclalo todo bien y reservar.

El siguiente paso será lavar bien los champiñones Portobello, para después cortarles el pie y rellenarlos con el queso feta y el jamón El Pozo. Busca una o dos cazuelas para que quepan todas las setas sin que se monten unas encima de otras, así como las tapas que puedan encajar en ellas, echa un chorro de aceite de oliva virgen extra, coloca los champiñones y pon a calentar la/s cazuela/s. Deja que se frían un poco, moha con el caldo de jamón, reduce la intensidad del fuego hasta que quede media-baja y tapa la cazuela para que se cocinen las setas y se funda el queso.

Una vez se hayan cocinado las setas, destapa la cazuela, sube el fuego para reducir el caldo de jamón y no dejes de mover los champiñones para que éstos no queden pegados. Por último, retira la cazuela del fuego. Para la presentación, coloca los champiñones sobre una bandeja o plato que tenga brotes verdes, lechuga o canónigos. Si queda caldo reducido, adereza con él el plato y no te olvides de aderezar con AOVE y un poco de sal estas hojas verdes.

Cómo encontrar el maridaje perfecto para los platos con jamón ibérico

La combinación jamón y vino se trata de un clásico de las mesas españolas que permiten el disfrute de dos de los productos gastronómicos de mayor calidad que se pueden producir en España. Del mismo modo que tenemos que fijarnos en el código de colores del jamón para hallar el que mejor se adapta a nuestros paladares, también hacemos el mismo trabajo de inspección sobre las etiquetas del vino para conocer su procedencia, materia prima y tiempo de curación o de reserva. El vino y el jamón son productos refinados que deben elegirse con cuidado para hallar las opciones de mejor calidad.

Sin embargo, a la hora de maridar esta receta que hemos descrito en apartados anteriores, además de cuidar la calidad del vino que le acompaña también tenemos que evitar algunas de las opciones más populares, dado que los vinos tintos pueden ocultar los sabores del jamón. Es por ello que, a continuación, te mostraremos algunos consejos que puedes seguir a la hora de elegir el maridaje perfecto para tus champiñones Portobello con queso feta y jamón.

  • Busca vinos blancos o rosados para acompañar jamón de etiqueta blanca, dado que la sal del jamón hará que el regusto del vino sea mucho más largo e intenso.
  • Acompaña al jamón ibérico de cebo con un tinto joven de sabor poco profundo, para que éste no camufle el sabor tan intenso de un jamón de esta calidad.
  • Los vinos generosos son el maridaje ideal para los jamones ibéricos de bellota, dado que permiten el disfrute de la amalgama de sabores y de texturas que puede ofrecernos dicho jamón, independientemente de si es etiqueta roja o negra.
  • Un maridaje menos conocido pero que también puedes probar se trata de los vinos espumosos, que consiguen limpiar la boca con su burbujeo refrescante y resaltar los sabores de un 100% Bellota gracias al contraste que aportan sus toques de bollería.
¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 1269 veces

Comenta