Las mejores soleras embotelladas

Jueves 28 de Julio de 2022

Compártelo

Leído › 921 veces

El bicentenario de una firma cuyas soleras más viejas se estiman en unos 250 años de media

Soleras de Bodegas Argüeso
Soleras de Bodegas Argüeso

Hablar de Argüeso en Sanlúcar de Barrameda, la capital española de la gastronomía durante 2022, es hacerlo de vino, y más concretamente de Manzanilla.

Este año tan especial para la ciudad coincide con el bicentenario de una firma cuyas soleras más viejas se estiman en unos 250 años de media.

Fundada en 1822 por León de Argüeso, su vino más laureado hasta la fecha lleva su nombre, Manzanilla San León.

Pero en la desembocadura del Guadalquivir, desde La Colonia Monte Algaida hasta el pago de La Jara, pasando por Bonanza, Bajo De Guía, Barrio Alto y Barrio Bajo, el vino preferido por los sanluqueños es Manzanilla LA "E". Comercializado tradicionalmente a granel, desde las soleras de los cascos bodegueros ubicados junto al convento de Santo Domingo, hasta los barriles dispensadores de bares y restaurantes, acompaña desde el S. XIX a frituras de pescado, guisos tradicionales y mariscos. Desde los platos más sencillos hasta los más sofisticados.

Esta Manzanilla de gran finura, se embotella por primera vez en sacas limitadas en formato Magnum de 1,5 litros, totalmente En Rama. Selecciones entre toda la solera de un máximo de 4 botas, envasadas a mano de forma artesanal. Un vino en cuya contraetiqueta encontramos el dicho popular de la zona que dice: "Si quiere tener buena vejez, beba Manzanilla La E". Con 94 puntos en la Guía Peñín, es uno de los vinos de crianza biológica bajo velo de flor mejor puntuados de España.

En homenaje igualmente a los más selectos aficionados a las manzanillas con largas crianzas, Argüeso lanza al mercado en formato Magnum de 1,5 litros, sacas limitadas En Rama de Manzanilla Pasada 1822 Soleras de Viruta del Casco San León. Con 95 puntos en Guía Peñín ha sorprendido gratamente a los catadores, indicando: "Esta excelente manzanilla te atrapa desde el primer momento. Se trata de una manzanilla de larga crianza, con 8 años de crianza media, que procede de una andana de 33 botas con 12 botas en solera ubicadas en el casco bodeguero de San León, en el barrio bajo de Sanlúcar. Cuando realizan las sacas en la solera se realimentan con vinos de la solera de Manzanilla San León. Por este motivo nos encontramos con un vino que cuenta con las sensaciones punzantes, salinas y yodadas junto aromas que nos empiezan a recordar su avance hacia el mundo de los amontillados, una manzanilla pasada de altos vuelos.

Tras doscientos años de historia la bodega Herederos de Argüeso sigue siendo una firma de referencia en los vinos generosos, que apuesta por las tradiciones, pero adaptándose a las tendencias del mercado.

Entre los nuevos proyectos se encuentra la crianza y comercialización de vinos tranquilos con variedades autóctonas andaluzas, así como el relanzamiento de marcas como Viña del Carmen, siempre desde la máxima calidad, sello de garantía de Argüeso.

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 921 veces

Comenta