Alcachofas a la montillana: cómo preparar la receta original

Manuel Rivera

Viernes 01 de Julio de 2022

Compártelo

Leído › 1174 veces

Andalucía es cuna de innumerables recetas tradicionales. Las alcachofas a la montillana son un plato sencillo, saludable y sabroso que tiene como protagonistas a las alcachofas y al afamado vino de Montilla-Moriles. Veamos cómo preparar unas ricas alcachofas al Montilla con esta receta paso a paso.

Ingredientes

  • 1 kilo de alcachofas
  • 250 mililitros de vino de Montilla
  • 250 mililitros de agua o caldo
  • 1 cebolla 
  • 3 dientes de ajo
  • 1 rama de perejil fresco
  • 1 ramita de hierbabuena
  • 250 gramos de jamón serrano en taquitos
  • Azafrán
  • Una cucharadita de maicena
  • Aceite de oliva
  • Sal

Dificultad

Muy fácil

Tiempo de preparación

40 minutos

Cómo es la receta de las alcachofas al Montilla

Elegir el vino

Para preparar estas alcachofas cordobesas es imprescindible utilizar un vino de Montilla-Moriles, ya que es la esencia de la receta. Lo ideal es usar un fino Montilla-Moriles. El fino, para el que se usan solo uvas de la variedad Pedro Ximénez es un vino blanco que se elabora con el sistema de criaderas y solera, que confieren unos aromas muy característicos.

Vino fino Montilla Moriles
Fino Montilla-Moriles, el vino que debes usar para preparar y para maridar este plato

Es un vino seco, de crianza biológica, muy aromático y de gran elegancia en boca. Sus aromas, que recuerdan a la levadura y la almendra, combinan a la perfección con la alcachofa, de la que siempre se dice que es difícil de maridar. Al ser un vino seco con un toque salino, es un compañero ideal para el jamón que llevan estas alcachofas a la montillana. 

Pelar las alcachofas

Para evitar que las alcachofas se oxiden, prepara un bol grande con agua fría y una rama de perejil. Así evitas que se pongan negras. 

Retira las hojas más duras de las alcachofas y pela el tallo hasta que quede solo la parte tierna. Corta las alcachofas en cuartos.

Prepara el sofrito

Pica la cebolla en juliana y lamina los ajos. En una cazuela, pon a dorar con un chorro generoso de aceite de oliva virgen extra. Cuando la cebolla comience a transparentar, añade las alcachofas y marea durante un par de minutos. 

Prepara la salsa

Sube el fuego y añade a la cazuela el vino fino de Montilla-Moriles. Deja que el alcohol se evapore. Disuelve la maicena en un poco de agua fría. Incorpora el caldo, que puede ser de ave o mejor aún de jamón. Añade la maicena, el azafrán en hebras y la sal. 

Cocina las alcachofas

Deja guisar a fuego medio durante 30 minutos o hasta que las alcachofas estén tiernas. Cocina sin tapar para que la salsa vaya reduciendo y tome un aspecto brillante

Añade el jamón

Cuando las alcachofas estén cocinadas, añade el jamón y deja un par de minutos más al fuego para que los sabores se fundan bien. Rectifica de sal si es necesario. 

Sirve las alcachofas a la montillana

Retira del fuego y justo antes de servir, añade un poco de hierbabuena fresca bien picadita. No te olvides de tener a mano un buen pan para mojar. 

 

Si quieres enriquecer tu dieta con platos vegetales sencillos y con todo el sabor, estas alcachofas a la montillana son una opción perfecta. No te olvides de maridarlas con una copa del excelente fino de Montilla-Moriles.

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 1174 veces

Comenta