Gambas al ajillo: receta para elaborarlas en casa

Manuel Rivera

Viernes 17 de Junio de 2022

Compártelo

Leído › 5336 veces

Gambas al ajillo

Las gambas al ajillo es una receta sencilla y rápida de preparar. El truco de esta elaboración es usar unas gambas frescas y un vino que aporte aromas y sabor. Te proponemos una receta de gambas al ajillo paso a paso para que alegres tus aperitivos con este tradicional plato.

Ingredientes

  • 500 gramos de gambas frescas
  • 100 mililitros de vino blanco
  • Harina
  • 3 o 4 dientes de ajo
  • 1 cayena
  • Pimienta negra en grano
  • Una hoja de laurel
  • Sal
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Una ramita de perejil fresco

Dificultad

Muy fácil

Tiempo de elaboración

20 minutos

Cómo hacer gambas al ajillo

Prepara un fumet

Para ganar en intensidad de sabor, pela las gambas y haz un fumet con las cabezas y cáscaras. El fumet es un caldo ligero y solo necesitas diez minutos para que esté listo. En un cazo, pon a hervir 250 mililitros de agua. Cuanto entre en ebullición, añade sal y aromatiza con pimienta negra en grano y laurel. Añade las cabezas y las cáscaras de las gambas y deja cocer a fuego medio durante 10 minutos.

Elige el vino

Las gambas al ajillo necesitan de un vino blanco y seco para potenciar su sabor. Puedes probar con un blanco con crianza que aporta profundidad aromática. Otra opción infalible es utilizar un generoso para potenciar el sabor de las gambas. Un manzanilla o un fino son buenas opciones. Si hablamos de variedades de uva, prueba a cocinar las gambas al ajillo con verdejo, godello o chardonnay.

Pica

Corta los ajos en láminas finas y pica las hojas de perejil fresco. Reserva.

Dora las gambas

Sala las gambas ligeramente y enharina. Sacude las gambas para retirar el exceso de harina. En una sartén o una cazuelita de barro, pon una cucharada de aceite de oliva virgen extra y sube el fuego al máximo. Cuando la sartén esté bien caliente, echa las gambas y dora durante un minuto. Reserva las gambas.

Fríe el ajo

En la misma sartén donde has dorado las gambas, fríe los ajos a fuego suave para que no se quemen. Añade una guindilla para dar un toque picante que sienta genial a esta receta de gambas al ajillo.

Añade el vino

Cuando el ajo esté dorado, sube el fuego al máximo, añade el vino y deja evaporar el alcohol. Cuela el fumet para que no caigan en la salsa restos de cabezas y cáscaras y añade a la sartén. Deja reducir durante 5 minutos.

Cocina las gambas

En el último momento, añade las gambas previamente doradas. Deja cocinar durante uno o dos minutos, dependiendo del tamaño de las gambas. Es muy importante no cocinarlas mucho o quedarán secas.

Retira del fuego y añade el perejil recién picado.

Sirve las gambas al ajillo

Sirve calientes y acompaña con pan, ya que no vas a poder resistirte al sabor de la salsa. Marida con el vino blanco que hayas usado para cocinarlas.

 

Las gambas al ajillo son una receta imprescindible, sabrosa y socorrida. Ya sabes cómo hacer gambas al ajillo para tus entrantes y aperitivos.

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 5336 veces

Comenta