Beber vino durante las comidas podría reducir el riesgo de desarrollar diabetes, según investigadores

Martes 12 de Abril de 2022

Compártelo

Leído › 1793 veces

Los datos preliminares de un estudio evidencian que el momento en que se consume vino podría desempeñar un papel importante en la prevención de la diabetes tipo 2

Investigadores de la Escuela de Salud Pública y Medicina Tropical de la Universidad de Tulane encontraron evidencias que vinculan el consumo moderado de alcohol durante las comidas con un menor riesgo de diabetes tipo 2. 

El equipo presentó una investigación preliminar en la Conferencia de Epidemiología, Prevención, Estilo de Vida y Salud Cardiometabólica de la Asociación Estadounidense del Corazón el pasado mes de marzo.

"Los efectos del consumo de alcohol en la salud se han descrito como un arma de doble filo debido a su aparente capacidad para cambiar profundamente según su dirección: perjudicial o útil, según cómo se consuma", dijo el autor del estudio, el Dr. Hao Ma, en un comunicado. "Estudios anteriores se han centrado en cuánto beben las personas y han tenido resultados mixtos. Muy pocos estudios se han centrado en otros detalles de la bebida, como el momento de la ingesta de alcohol", señala el investigador.

Estudios anteriores han encontrado evidencias de que el consumo de vino, particularmente el consumo de vino tinto, puede disminuir el riesgo de desarrollar diabetes . Algunas investigaciones también han encontrado que aquellos que tienen diabetes pueden reducir los riesgos para la salud de la enfermedad con vino y una dieta saludable.

Al recopilar datos del Biobanco del Reino Unido, un estudio que recopila información sobre la salud de varios cientos de miles de participantes, Ma y su equipo siguieron el progreso de 310.000 participantes en el transcurso de 11 años para determinar si beber durante las comidas podría afectar la diabetes tipo 2. De los participantes rastreados, alrededor de 8600 desarrollaron diabetes.

El equipo de Tulane descubrió que los participantes que consumían regularmente cantidades moderadas de alcohol (una o dos bebidas de tamaño estándar) durante las comidas tenían un 14 por ciento menos de probabilidades de desarrollar diabetes. 

Lo particular de estos hallazgos es el énfasis en el momento del consumo de vino. Aunque los niveles moderados de consumo de cualquier bebida alcohólica en cualquier momento fueron beneficiosos, los participantes que consumían, en promedio, una o dos copas de vino con una comida cada día tenían menos probabilidades de desarrollar diabetes. 

Sin embargo, los participantes que consumían niveles más altos de cerveza y licor tenían más probabilidades de desarrollar diabetes que los no bebedores o los que consumían mayores cantidades de vino.

Como señala Ma, esto podría atribuirse a otros factores, como el hecho de que la mayoría de los bebedores de vino también comen bien y hacen ejercicio con regularidad. También podría deberse a los componentes beneficiosos para la salud que se encuentran en el vino, como los polifenoles, explica.

Si bien Ma afirma que las razones de esta correlación aún no están claras, cita sus hallazgos y un ensayo clínico anterior que mostró que el consumo de alcohol durante las comidas redujo los picos de azúcar en la sangre después de las comidas como marcadores esperanzadores. 

"Además de ralentizar la absorción de alcohol, los ensayos clínicos anteriores mostraron que consumir alcohol con las comidas podría reducir de manera más efectiva el estrés oxidativo causado por las comidas en comparación con consumir alcohol fuera de las comidas", explicó Ma. "Y se sabe que el estrés oxidativo está estrechamente relacionado con el riesgo de diabetes tipo 2", concluyó el autor.

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 1793 veces

Comenta