Costillas de cerdo en salsa: cómo prepararlas en casa

Manuel Rivera

Viernes 26 de Noviembre de 2021

Compártelo

Leído › 11924 veces

Las costillas de cerdo en salsa son un plato sencillo, económico y que se prepara prácticamente solo en el horno. Las costillas en salsa te quedarán tiernas y jugosas gracias a los trucos que te desvelamos en esta receta de costillas de cerdo al horno con vino tinto. El secreto de su delicioso sabor está en dejar marinar la carne el tiempo necesario para que absorba todos los aromas de las especias y en dejar al horno hacer su trabajo.

Ingredientes

Para esta receta de costillas al horno fácil para cuatro personas necesitarás:

  • 1 costillar de cerdo cortado en dos piezas
  • Manteca de cerdo
  • 250 mililitros de vino tinto de calidad
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cucharada de pimentón de la Vera dulce
  • 1 cucharada de orégano seco
  • Sal
  • Pimienta
  • Aceite de oliva virgen extra

Dificultad

Fácil

Tiempo de elaboración

2 horas más el tiempo de marinado

Cómo elaborar costillas de cerdo en salsa

Marina la carne

Con ayuda de una batidora, bate los dientes de ajo, el orégano, el pimentón y un chorro de aceite de oliva virgen extra. Salpimienta la carne. Embadurna el costillar y deja reposar en la nevera durante una hora y media.

Elige el vino

Para cocinar este costillar, escoge un vino tinto que tenga madera. Un crianza es la mejor opción. Las variedades más adecuadas son tempranillo, cabernet sauvignon o pinot noir.

Hornea las costillas

Precalienta el horno a 250 °C con calor arriba y abajo. Unta el costillar con manteca de cerdo. Para que te sea más fácil, la manteca debe estar a temperatura ambiente. La manteca de cerdo ayuda a conseguir melosidad en la carne y una capa exterior dorada.

Mete al horno durante 30 minutos a 250 °C con calor arriba y abajo, tapando la fuente con papel de aluminio.

Pasada esta primera media hora, retira el papel de aluminio y añade a las costillas con el vino tinto.

Hornea durante 20 minutos y pasado este tiempo, da la vuelta al costillar y asa otros 20 minutos. Para que la carne quede muy jugosa, riega las costillas con el jugo que van soltando en la bandeja. Puedes ayudarte con una cuchara de madera. Si hay poco jugo, añade más vino, siempre poco a poco para no pasarte.

Cuando la carne esté casi hecha, usa la función de gratinar del horno para que se dore la superficie del costillar. Da la vuelta y repite la operación. La carne está lista cuando se separe del hueso con facilidad.

Para que estas costillas en salsa estén aún más tiernas, deja reposar dentro del horno apagado durante media hora más.

Sirve tus costillas en salsa

Aprovecha el tiempo de horneado para asar unos pimientos rojos, unas berenjenas o unas patatas pequeñas para obtener una guarnición perfecta. Acompaña con una copa del vino que hayas usado para cocinar las costillas de cerdo en salsa.

 

Ya sabes cómo hacer costillas y que queden jugosas y tiernas. Puedes hacer variaciones de esta receta de costillas de cerdo en salsa. Utiliza hierbas aromáticas para marinar, como tomillo o romero o cambia el vino tinto por un vino dulce. Los resultados también son espectaculares.

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 11924 veces

Comenta