El cultivo de uva Bujariego en el volcán Cumbre Vieja

Escrito porDAVID LANA

Martes 23 de Noviembre de 2021

Compártelo

Leído › 1629 veces

Sobre el volcán "Cumbre Vieja", sobre todo en Fuencaliente de La Palma, se ha cultivado los últimos siglos la variedad Bujariego, como se la denomina en La Palma al cultivar Vijariego blanco, Diego, Vigiriega o cualquier otro de los catorce sinónimos registrados en los catálogos de variedades de Vitis. Usualmente a más altitud que otras, como Malvasía aromática más famosas.

De las mejores descripciones que encuentro de la planta, la hacen en la página web siguiente: vitiscanarias.com, son también interesantes las observaciones que se hicieron ya en torno al año 1800, así como los estudios que se publican de otras latitudes, como las de Andalucía, desde donde llegó a Canarias, casi con seguridad.

En la actualidad se cultiva en muchas de las islas, con diferentes nombres, a diferentes altitudes, pero casi siempre fuera de las zonas vitícolas más húmedas y lluviosas, más bien en vertientes de sotavento más soleadas. En Fuencaliente se encuentra hasta las parcelas más altas a unos 1000 metros de altitud como algunas parcelas en Gran Canaria, en la contraviesa de Granada supera esta altitud alguna parcela.

En estas laderas palmeras, cubiertas de piroclastos recientes, cenizas volcánicas o "gransón", se plantaron hace unos siglos directamente los sarmientos, en hoyos o zanjas para alcanzar niveles inferiores del suelo, más antiguos y fértiles, será el "gransón" el que mantenga la humedad. Se realizan tradicionalmente el cavado periódico del tronco para desyerbar y eliminar brotes bajo la superficie del suelo, frecuentes en este cultivar a pie franco. Plantas muy separadas, seis metros cuadrados por planta, hasta diez, en secano, pluviometrías inferiores a 300mm son habituales los años secos.

Todavía se poda entre Febrero y Marzo, no hay prisa, "revienta" tarde, brota semanas después del Listán Blanco y el Negramoll, algún producto con cobre por si vienen lluvias tardías en abril o mayo, y varias manos de azufre en polvo hasta el verano, es bastante sensible al "oidio", con estas humedades altas de los "balcones" frente al océano donde se cultivan, entre 500 y 1000 metros de altitud, pero a escasos cuatro o cinco kilómetros de la costa. Son habituales las brumas en cualquier mes del año, eso sí, templadas, ideal para el hongo. Cuanto mayor es la  altitud, menos problemas fúngicos en primavera, por el frío nocturno, también se retrasa el ciclo desde brotación a vendimia.

Las plantas se conducen de forma rastrera, los racimos son medianos, las bayas muy grandes, pero hollejo grueso, delicado en sus inicios ante quemaduras del sol, por lo que requiere su sombreo, protección del viento, separación del suelo pero cercanía al mismo, para una mejor maduración, todo manual, con horquetillas o piedras.

Si todo fue bien, tras aguantar algunas brumas y algunos días de tormenta sahariana, con vientos secos casi huracanados, habrán madurado y estarán casi perfectas para que empiecen las plagas de vertebrados a consumir, lagartos, perdices y otras aves dan cuenta de una parte de las uvas, agravado con que, siendo algo más tardía, queda en el campo algo más tiempo que otras variedades.

Producciones muy bajas que se miden por kilos no por toneladas, parcelas muy pequeñas que se miden por metros cuadrados no por hectáreas, pendientes superiores al 50%, de cenizas volcánicas, imposibles de mecanizar, de los que se obtienen productos únicos.

En bodega, uva con mucha pulpa, empalagosa como menciona alguna publicación, mantiene alta la acidez, muy rica en ácido málico en comparación con otras variedades de su alrededor. Macerar, prensar, desfangar, fermentar de forma espontánea y poco controlada, trasegar y esperar, es el proceso que se lleva a cabo en la microbodega que embotella este vino, con la marca lacasadelvolcan.es y que es el vino de la casa del restaurante anexo, se etiqueta con Denominación de Origen "La Palma". El vino en rama tiene aromas frutales de gran interés, con el tiempo se realiza la fermentación maloláctica, ¡en un vino blanco!, se redondea, se acentúa algo el amargor y se va haciendo complejo, más untuoso e interesante.

Con elaboraciones más controladas encontramos vinos monovarietales en Tenerife, de Viñátigo y El Sitio, en Gran Canaria, Volcán, en Lanzarote de varias bodegas como EL Grifo, Bermejo, Vulcano y Tisalaya.

¡Salud desde el volcán "Cubre vieja"!.

BIBLIOGRAFIA

Clemente, Simón de Rojas (1807). Ensayo sobre las variedades de la vid común que vegetan en Andalucía con un índice etimológico y tres listas de plantas en que se caracterizan varias especies nuevas. Madrid: en la Imprenta de Villalpando.

Puertas, B.; Serrano, M.J.; et al.; (2008) Potencial de variedades blancas de vid autóctonas andaluzas para obtener vinos singulares. (IFAPA)

Zerolo, J.; Cabello, F.; et al.; (2006) Variedades de vid de cultivo tradicional en Canarias (ICCA).

AUTOR

David Lana García-Verdugo

Ingeniero Agrónomo e Ingeniero Técnico Agrícola por la Univ. La Laguna

Máster en Ciencias Gastronómicas por el Basque Culinary Center

Autor del "Diagnóstico de la viticultura en Canarias 2020"

Un artículo de DAVID LANA
¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 1629 veces

Comenta