Más premium y diferenciadora, pero con la misma esencia: así es la nueva imagen de Tarsus

Jueves 18 de Noviembre de 2021

Compártelo

Leído › 633 veces

Bodegas Tarsus lanza nueva identidad con la que une artesanía y evolución a través de un nuevo diseño de etiquetado que refleja la singularidad de su bodega

Tarsus es una bodega fundada en 1998 al estilo "Château" francés situada en un entorno único y elegante junto a un pequeño pinar rodeado de viñedos en pleno corazón de la Ribera del Duero. Una bodega con personalidad singular y valiente, elegante y hedonista que pretende transmitir a través de sus vinos, únicos, equilibrados y con D.O. Ribera del Duero, la máxima expresión del terroir y el magnetismo de un lugar único en cada una de sus botellas.

Desde Bodegas Tarsus han querido elevar el posicionamiento de la marca a través del lanzamiento de su nueva imagen, y uniendo tres miembros más a la familia.  Más premium y diferenciadora, pero manteniendo la misma esencia de siempre, la nueva identidad de Tarsus pretende conseguir la sofisticación de un buen vino.

Según Teresa Rodriguez, enóloga de Bodegas Tarsus, "con esta nueva imagen hemos querido extraer todo el potencial de nuestro viñedo, de nuestra uva Tinta del País como la llamamos en Ribera, de nuestro entorno, y reflejar en cada botella todo el cariño que tenemos por nuestro trabajo, el respeto por la tierra y una gran pasión: el vino."

Nuevo diseño de etiquetado.

Cada una de las etiquetas, elegantes y artesanales, están realizadas con mimo y tiempo, como el propio vino. La ilustradora Alicia Aradilla ha sido el artífice del restyling de la botella de Tarsus logrando capturar la esencia de un lugar único y extraordinario en plena milla de oro de la Ribera del Duero.

 

A la gama de vinos de Tarsus compuesta por los tintos Tarsus Roble, Tarsus Crianza, Tarsus Reserva, Tarsus Terno y Tarsus Finca El Canto, adscritos a la D.O. Ribera del Duero, se unen las nuevas referencias de Tarsus Verdejo añada 2022, Zarahúja y la edición limitada: La Despistada.

Según la enóloga, "la incorporación de estas nuevas referencias ha sido todo un reto: un nuevo Verdejo que reposa sobre lías y expresa todas las virtudes de otra de las reinas de Castilla y León, y Zarahuja y La Despistada que rescatan el origen de dos variedades de siempre, de viñedos viejos que nos aportan la delicadeza de los años, pero también de vinos de vanguardia."

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 633 veces

Comenta