Una nueva empresa se hace con el control de Freixenet

Jueves 11 de Noviembre de 2021

Compártelo

Leído › 4471 veces

Un conflicto interno en la multinacional alemana Dr.Oetker, propietaria de Freixenet, culmina con la división de la empresa y el cambio de propiedad en la firma catalana de cavas

Freixenet, la empresa catalana productora de vinos espumosos con DO Cava, ha cambiado de manos y ahora tiene nuevos propietarios. 

La guerra interna familiar que ha sacudido en los últimos años a su principal accionista, la multinacional alemana Dr.Oetker, ha concluido con la división de la compañía y que la firma española pase a manos de la rama familiar que a partir de ahora operará bajo la enseña Geschwister Oetker.

Dr.Oetker llevaba años de duros enfrentamientos internos. Concretamente, desde 2007, cuando el fallecimiento del patriarca de la familia que fundó y controlaba un conglomerado de 400 empresas, Rudolf-August Oetker; desató las hostilidades entre los cinco hijos de su dos primeros matrimonios y los tres del tercero. Estos últimos reclamaban un protagonismo que, a su juicio, no tenían en la compañía y que les llevó a reclamarlo incluso en los tribunales.

Geschwister Oetker, propiedad de los tres hijos nacidos en el tercer matrimonio de Oetker, se quedan con el 37,5% de la firma alemana, lo que representa unos 2.000 millones de euros de facturación anual e incluye el negocio hotelero, la colección de arte y los vinos Freixenet.

La otra parte de la compañía, el 62,5%, se queda en manos de los cinco hijos del primer y segundo matrimonio, y representa una facturación anual de 5.000 millones a través del negocio de las pizzas congeladas y la cervecera Radeberger, la mayor de Alemania. Se quedan también con la propiedad de marca "Dr. Oetker".

La empresa catalana Freixenet, que había sido comprada en 2018 por Henkell -filial de bebidas de Dr Oetker- quedará así en manos de la nueva empresa Geschwister Oetker y poseerá el 50,7% del capital del grupo y el mando del mismo, al ostentar la mayoría en el consejo de administración y en el comité ejecutivo, mientras la familia Ferrer se queda con el 49,3% restante.

Según explicó el nuevo conglomerado en un comunicado, de los tres hermanos, será Alfred Oetker la persona que liderará la división de bebidas de Geschwister Oetker, por lo que posiblemente será el nuevo presidente de Freixenet.

En 2020, el año de la pandemia, Freixenet cerró el ejercicio con una caída de las ventas del 7,4% hasta los 1.195 millones de euros.

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 4471 veces

Comenta