¿Mito o verdad? En Galicia no se puede comer pulpo con agua

Manuel Rivera

Jueves 11 de Noviembre de 2021

Compártelo

Leído › 1434 veces

Hay numerosas leyendas urbanas que pese a los avances de la ciencia, continúan vivas en las tradiciones de los pueblos. La mayoría de las veces el origen es muy antiguo y acompaña a generaciones convencidas y hoy sobreviven en el relato de los mayores y, créase o no, en las modernísimas redes sociales.

Galicia tiene su propia leyenda y está relacionada justamente con uno de sus ingredientes gastronómicos más famosos: el pulpo.

El agua, prohibida cuando se come pulpo

El mito profundamente arraigado en Galicia es que no se puede ni se debe tomar agua para acompañar el pulpo. El pulpo "a la gallega", el tradicional "polbo a feira" solo se puede degustar con vino.

¡El agua está prohibida, incluso a los niños! Esta máxima, lejos de ser un inocente justificativo para tomar vino con el delicioso pulpo de sabores delicados, acompañado por un buen aceite de oliva extra virgen y patatas, tiene sus orígenes en la historia y las tradiciones populares de la región.

De una manera muy graciosa ya plantea el escéptico divulgador Gerardo García en su relato, casi un cuento, 'La leyenda hidrofóbica del pulpo a la gallega', donde cuenta los orígenes del porqué de esta costumbre y sus intentos infantiles de abatir el mito.

Pulpo a la gallega, solo con un buen vino

Y la historia se remonta a años lejanos, de cuando todavía no se había inventado el refrigerador, pero el pulpo ya era plato típico gallego. La forma de conservarlo era secarlo al sol para conservarlo, venderlo y guardarlo. Por supuesto, en el momento de ser consumido, se rehidrataba durante el largo período de cocción en grandes ollas de cobre.

El pulpo así se hidrataba al tiempo que se cocinaba, pero la idea de pensar que ese proceso podía completarse en el estómago del consumidor fundó la consigna de que no se podía agregar más agua a esa digestión, para evitar males mayores. Pero ¡vino sí!

Hoy los pulpos se conservan refrigerados o congelados. Pero el mito, tan improbable hoy como en el pasado, mantiene sus fuertes raigambres tradicionales. Y aunque la ciencia te asista, no serás bien mirado en algún pueblo gallego donde reemplaces el vino por un peligroso vaso de agua.

Maridaje recomendado para el pulpo a feira

El pulpo a la gallega o pulpo a feira admite por igual un tinto joven como un blanco, pero lo que especialmente le va bien a este exquisito plato son los vinos de su tierra, es decir los vinos gallegos. Un tinto joven mencía, o un blanco del Ribeiro o Monterrei elevarán este plato al siguiente nivel.

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 1434 veces

Comenta