Denominaciones de Origen catalanas denuncian a una bodega por fraude

Lunes 18 de Octubre de 2021

Compártelo

Leído › 4696 veces

La DO Montsant, la DOCa Priorat y la DO Terra Alta unidas contra el fraude con el objetivo de dar las máximas garantías a los consumidores y consumidoras.

Instalaciones de la bodega Reserva de la Tierra

A raíz de las informaciones publicadas en varios medios en los últimos días, la Denominación de Origen Montsant, la Denominación de Origen Calificada Priorat y la Denominación de Origen Terra Alta han decidido hacer públicas algunas irregularidades detectadas meses atrás y que provocaron que los Mossos se personaran en las instalaciones de la empresa Reserva de la Tierra, en Borjas del Campo​​​​, el pasado viernes 8 de octubre de 2021.

Las Denominaciones de Origen detectaron anomalías en vinos embotellados y comercializados por parte de la empresa Reserva de la Tierra y otras empresas del mismo grupo, así como discordancias en el etiquetado de los precintos de garantía, hechos que podrían apuntar a la comisión de un presunto fraude constitutivo de diferentes infracciones penales.

Las irregularidades son tan graves que tuvieron que ser puestas en conocimiento de los Mossos, en forma de denuncia conjunta, el pasado mes de julio, cumpliendo con la obligación de una denominación de origen de defensa y protección de los intereses de los elaboradores inscritos en la misma.

El grupo de investigación sobre fraudes al consumo de la policía catalana cuenta con los conocimientos y herramientas necesarios para evaluar los hechos. Hasta ahora que la actuación policial ha aparecido en los medios de comunicación, las DO afectadas han seguido en todo momento las indicaciones de las autoridades policiales de no hacer pública toda esta información y no entorpecer las gestiones del cuerpo de seguridad.

Denominación de Origen, primera línea contra el fraude y la seguridad de los consumidores

La responsabilidad de la gestión de una Denominación de Origen comporta actuar en tres ejes fundamentales:

  • Velar por la calidad del producto amparado.
  • Hacer el control del cumplimiento del reglamento por parte de viticultores y elaboradores.
  • Proteger la marca de irregularidades y fraudes que puedan perjudicar, protegiendo a los agricultores y bodegas y también a sus consumidores.

Las Denominaciones de Origen garantizan a sus consumidores que las marcas que están amparadas siguen los principios de calidad, buenas prácticas y de origen. Es decir, el principal objeto de una DO es garantizar al consumidor la autenticidad del producto que compra identificado con su sello de calidad y origen (distintivos).

En nota de prensa las Denominación de Origen Montsant, la Denominación de Origen Calificada Priorat y la Denominación de Origen Terra Alta declaran que "están comprometidas con sus obligaciones y con la protección de sus vinos, viticultores y bodegas, ante acciones incorrectas y / o fraudulentas y, por embargo, no se ahorran esfuerzos para prestigiar, dignificar, valorar y conseguir un mayor grado de confianza de los consumidores hacia el mundo del vino".

¿Te gustó el artículo? Compártelo

Leído › 4696 veces

Comenta